Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ruby exculpa a Berlusconi en la tele

El primer ministro italiano afirma sobre las acusaciones de inducir a esta menor a la prostitución: "No voy a Milán, son jueces políticos y no tienen competencia"

Silvio Berlusconi ha vuelto a decir hoy en un nuevo videomensaje, que no ve la hora de defenderse en los tribunales de las imputaciones de inducción a la prostitución de menores y concusión, pero el magnate de la televisión ha reiterado que no piensa acudir el fin de semana a declarar ante los fiscales de Milán "porque son ilegítimos y quieren subvertir el voto democrático". Además, según Berlusconi los jueces han violado la Constitución ya que han vigilado su residencia de Arcore, en la que efectúa "trabajos de Gobierno", durante meses, y ha calificado el procedimiento seguido por los fiscales como "insólito, violento, e indigno de un Estado de Derecho y que no puede quedar sin un castigo adecuado".

Las acusaciones son "facilísimas de desmontar", ha añadido. "Pero no puedo presentarme ante unos jueces que no tienen competencia ni funcional ni territorial y que quieren utilizar esta historia como instrumento de lucha política".

A propósito de la acusación de abuso de cargo público, ha explicado que los hechos que se le atribuyen "fueron cometidos en mi calidad de presidente del Gobierno, de forma que la causa debe ser trasladada al Tribunal de Ministros". Luego ha criticado el método investigativo, que ha comparado con una "peligrosa operación antimafia", y ha negado haber cometido ningún delito".

Berlusconi sabe bien que el proceso mediático es anterior y casi tan importante como la causa judicial. Su contraataque contra la publicación del sumario comenzó el domingo, de forma preventiva, con el videomensaje en Rete 4, y hoy ha continuado en el Canale 5, ambas pertenecientes a Mediaset.

Ruby: "Nunca me rozó con un dedo"

Un colaborador de confianza, el periodista Alfonso Signorini, director de la revista de cotilleo Chi (que pertenece a la galaxia Mondadori, la editorial de Berlusconi) ha invitado hoy a Karima El Maghoug, alias Ruby, la principal protagonista del escándalo, a dar su versión del caso en una larga entrevista que emitirá esta noche el programa Kalispera y que ha sido ya publicada por las webs italianas.

Ruby ha empezado revelando que fue violada por dos tíos suyos, hermanos de su padre, cuando tenía nueve años, y que se escapó de la casa familiar de Lettojani (Messina, Sicilia) por primera vez cuando tenía 12 para tratar de "inventarse una vida paralela".

Sobre el escándalo en curso, la joven magrebí ha intentado exculpar al primer ministro, y ha desmentido diversas afirmaciones grabadas por las interceptaciones de la fiscalía. Ruby ha asegurado que nunca ha mantenido relaciones sexuales con Berlusconi ("he sido yo la primera en decir que jamás me ha rozado con un dedo"), ha jurado que nunca ha ejercido como prostituta, y ha afirmado que estima a Berlusconi "como persona" porque, ha enfatizado, "en mi vida he encontrado una persona que me haya ayudado tanto como él".

Además, ha afirmado que ha visitado "poquísimas veces" la villa de San Martino de Arcore (los fiscales sostienen que son al menos ocho), y ha contado que fue por primera vez el 14 de febrero de 2010. "Me presenté diciendo 'un placer, Ruby, 24 años', y le dije que era egipcia y no marroquí".

Luego, Berlusconi la escuchó "mejor que cualquier psiquiatra" de los que ha conocido en los centros de acogida, y al terminar la cena el jefe del Gobierno le dio un sobre con 7.000 euros diciéndole que era "inteligente y debía estudiar". "Otra vez me regaló un collar", ha añadido.

Ningún parentesco con Mubarak

La joven ha negado haber dicho nunca a Berlusconi ser sobrina de Hosni Mubarak, el presidente egipcio, y ha afirmado que se enteró "por los periódicos" de que el primer ministro había usado ese parentesco para presionar a la policía de Milán la noche que estaba detenida por robo.

Por último, ha negado, también contra lo grabado en las escuchas policiales, haber pedido 5 millones de euros al magnate a cambio de su silencio, según revelaba en otra conversación grabada. "Jamás he dicho tal cosa. Puedo decir exageraciones, pero no eso. No entiendo ya ni lo que es verdad ni lo que se escribe por ahí. No quiero atacar a los fiscales, pero agredir a una muchacha así...".