El presidente de Irán destituye a su ministro de Exteriores

Nombra de forma interina al responsable nuclear, Ali Akbar Salehí.- La decisión parece indicar crecientes discrepancias internas en la forma de conducir la política exterior.

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, ha destituido hoy a su ministro de Exteriores, Manuchehr Mottakí, y ha nombrado de forma interina al responsable nuclear, Ali Akbar Salehí. La decisión parece indicar crecientes discrepancias internas en la forma de conducir la política exterior. El ministro despedido había criticado la reciente designación cuatro consejeros presidenciales en esa materia.

"Mottakí no ha logrado adaptarse a los puntos de vista del presidente y a su política exterior", interpretaba el sitio web reformista Mardomsalari. Los analistas iraníes consideran a Mottakí un aliado de Ali Lariyaní, el actual presidente del Parlamento y uno de los principales rivales conservadores de Ahmadineyad.

De hecho, Ahmadineyad ya había ninguneado a su ministro el pasado agosto al nombrar a cuatro enviados especiales para Oriente Próximo, Asia, la región del Caspio y Afganistán. Diplomáticos y diputados vieron en la medida un nuevo truco del presidente para acumular poder, soslayando el ministerio y creando una estructura paralela. Mottakí se quejó directamente al líder supremo, Ali Jamenei, que tiene la última palabra en todos los asuntos claves del Estado, incluida la política exterior.

El respaldo de Jamenei evitó entonces la caída del jefe de la diplomacia, pero en un nuevo gesto de que Ahmadineyad no se siente intimidado por el líder, mantuvo a sus elegidos como "consejeros presidenciales". El tiempo de Mottakí estaba contado. La carta agradeciéndole los servicios prestados no eclipsa la humillación de que el anuncio de su destitución se hizo mientras se hallaba de viaje oficial en Senegal.

Más sorprendente resulta que para sustituirle haya recurrido al responsable nuclear y sólo de forma interina. Aunque algunos observadores recuerdan que Salehí fue la primera elección de Ahmadineyad para Exteriores en 2005 (y no prosperó por la oposición de Jameneí), este científico devenido político está al frente de la Organización de la Energía Atómica (OEA) de Irán, con rango de vicepresidente del Gobierno.

No está claro si se trata de una medida transitoria o de una forma de esquivar la necesaria aprobación del Parlamento para todo nuevo ministro. En cualquier caso, su elección parece reforzar la centralidad del programa nuclear en la política iraní. Salehí, que al frente de la OEA desde julio de 2009 ha proyectado una imagen de duro, fue no obstante el representante de Irán ante el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) entre 1997 y 2005, durante el mandato del reformista Mohamed Jatamí. Tras el triunfo de Ahmadineyad, fue jefe de la misión iraní ante la Organización de la Conferencia Islámica, según los despachos diplomáticos de EE UU filtrados por Wilileaks, por consejo del propio Jatamí.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
Imagen de archivo tomada el 30 de octubre de 2007 que muestra al presidente iraní Mahmud Ahmadineyad, (i), conversando con el ministro de Asuntos Exteriores, Manuchehr Mottakí
Imagen de archivo tomada el 30 de octubre de 2007 que muestra al presidente iraní Mahmud Ahmadineyad, (i), conversando con el ministro de Asuntos Exteriores, Manuchehr MottakíEFE

Sobre la firma

Ángeles Espinosa

Corresponsal para los países ribereños del golfo Pérsico, ahora desde Dubái y antes desde Teherán. Especializada en el mundo árabe e islámico. Ha escrito El tiempo de las mujeres, El Reino del Desierto y Días de Guerra. Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense (Madrid) y Máster en Relaciones Internacionales por SAIS (Washington DC).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS