Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Berlusconi jura por sus "hijos y nietos" que no se ha lucrado con Putin

El primer ministro abre la puerta por primera vez a su retirada

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, ha vuelto a desmentir hoy que haya sacado ventajas personales de las relaciones internacionales de Italia, como afirmaban los cables de Wikileaks citando fuentes de su propio partido, de la oposición y del Gobierno de Georgia.

Para tratar de consolidar el peso de sus palabras, Berlusconi ha recurrido a una fórmula usada otras veces, jurar por sus hijos, pero con una variante, esta vez también ha incluido a sus nietos. "Puedo jurar por mis hijos y mis nietos que nunca he ganado un dólar y siempre he trabajado por los intereses de mi país", ha dicho.

Hablando por teléfono ante una convención del Pueblo de la Libertad, Berlusconi, que el próximo día 14 afrontará una moción de censura en el Parlamento, ha abierto por primera vez la puerta a su retirada de la política: "Sé perfectamente que tengo una cierta edad (74 años) y que deberé retirarme antes o después", ha dicho, "pero solo pasaré el testigo cuando haya concluido el programa (de Gobierno) y desde luego nunca a los manejadores de la vieja política, sino a las nuevas generaciones de políticos".

Berlusconi ha atacado a Gianfranco Fini, su aliado hasta julio pasado, y al líder democristiano Pierferdinando Casini, que fue su socio de Gobierno entre 2001 y 2006 y que ahora ha firmado la moción de censura contra él. "Casini tiene el único objetivo de eliminar a Silvio Berlusconi para tomar su puesto", ha dicho. Y sobre Fini, aunque sin citarlo, ha afirmado que "es de una incoherencia total" y que, "por ambición personal, quiere entregar el Gobierno del país a la izquierda".

Según Il Cavaliere, sus actuales enemigos del centro derecha son "tipos de segunda fila" y "aspirantes a líderes políticos de partido" que "jamás han hecho nada importante para el país" y que están "llevando adelante un proyecto de destrucción de la credibilidad de Italia".

El ataque a todo campo se produce solo días después de que los cables de Wikileaks revelaran que la diplomacia de Estados Unidos sospecha que Berlusconi se está lucrando personalmente con los contratos de energía que firman Italia y Rusia, y que, según su número dos, Gianni Letta, y su amigo íntimo Giampiero Cantoni (consulta el cable) , el primer ministro está "pagando el precio de sus escándalos sexuales, familiares y judiciales, se halla "débil política y físicamente", duerme poco porque celebra "fiestas hard" y no se fía ni siquiera de sus propios servicios secretos.

Sin citar los cables, Berlusconi se ha autodefinido hoy como "una estrella" de la política internacional: "Pensad si uno de estos se sentara en una mesa internacional para defender las posiciones italianas", ha ironizado. Y, recordando la reciente cumbre de la OSCE celebrada en Kazajastán, ha añadido: "Yo he sido la estrella. Todos venían a hacerse la foto conmigo. Por mi experiencia y porque todos me conocen como un tycoon (magnate) y no solo por ser un político".

Comenta esta noticia en Eskup | La mayor filtración de la historia | Preguntas y respuestas | Ir al especial