Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un enorme incendio forestal en el norte de Israel deja al menos 40 muertos

Cientos de evacuados en la zona cerca del puerto de Haifa.- Un autobús lleno de guardias de prisiones cae entre las llamas

Un enorme incendio forestal en el norte de Israel ha causado hoy la muerte de al menos 40 personas y heridas a decenas, han informado los servicios de rescate israelíes que se encuentran en el lugar, cerca del puerto de Haifa. Los fallecidos corresponden a guardias penitenciarios que viajaban en un autobús, en el proceso de evacuación de la cárcel cercana de Damon, según fuentes de la policía isarelí.

Cientos de personas han sido evacuadas de los alrededores del bosque de Carmel, en el peor fuego que se vive en Israel en los últimos años ."Podemos confirmar que un autobús ha quedado atrapado por las llamas y varias personas han muerto", ha dicho Miky Rosenfeld, portavoz de la Policía israelí, y que los servicios de emergencia trabajan en el lugar del suceso. Al parecer, el vehículo derrapó y cayó entre las llamas.

Varios pobladores han filmado el incendio y han colgado las imágenes en Youtube.

Decenas de bomberos estaban combatiendo las llamas con la ayuda de hidroaviones. Según el diario Jerusalem Post, se ha emitido la orden de evacuación de Kibbut Beit Oren, de unas 30 familias de Osafia, la Uiversidad de Haifa y otros poblados cerca de la zona del fuego, ante los temores de que pueda propagarse.

El incendio ha quemado al menos 300 hectáreas de terrenos mayormente forestales y sigue sin ser controlado. El portavoz de la Estrella Roja de David Eli Bin, ha declarado a la radio pública israelí que se trata de "una verdadera tragedia, hay decenas de muertos, tenemos que enfrentarnos a una labor muy dura".

El primer ministro, Benjamín Netanyahu, ha hecho un llamamiento de ayuda a la comunidad internacional para controlar el incendio. Netanyahu, quien ha visitado el lugar de la tragedia, ha pedido la ayuda de Rusia, Grecia, Chipre

e Italia para sofocar las llamas. "Debemos extraer conclusiones a fin de lidiar con catástrofes de este tipo, pero ahora todo debe centrarse en salvar vidas", ha dicho el jefe del Ejecutivo de Israel.