Un tribunal sueco ordena la detención del fundador de Wikileaks

El portal ha filtrado informes secretos de las guerras de Irak y Afganistán

Un tribunal de Estocolmo emitió ayer una orden de detención por un supuesto delito de violación contra Julian Assange, fundador del portal Wikileaks, una organización sin ánimo de lucro que en los últimos años ha sacado a la luz cientos de miles de documentos secretos sobre la guerra sucia de EE UU y sus aliados en Irak y Afganistán. En verano pasado, la investigación preliminar fue cerrada por el fiscal jefe sueco. Posteriormente se reabrió. Ni la fiscalía ni el tribunal sueco aportaron datos concretos sobre el supuesto delito.

Bjoern Hurtig, abogado en Suecia de Assange, afirmó al diarió Expressen que la decisión judicial, secundada por una orden internacional de búsqueda y captura, es "devastadora" para su defendido y para el trabajo que desarrolla en su portal. Hurtig considera que se trata de una falsedad. El mismo Assange siempre ha negado la acusación y la ha atribuido a una campaña de intoxicación contra Wikileaks, un portal que se ha convertido en blanco de los más poderosos servicios de inteligencia debido a su capacidad para destapar secretos de Estado y casos de corrupción y hacerlos llegar al público. Mark Stephens, el abogado londinense de Assange, recordó que no hay pruebas que avalen la acusación y que se trató en todo momento de una "relación sexual consentida". Stephens insisitó en que su cliente siempre se ha mostrado dispuesto a declarar.

Más información
Cita secreta con el hombre que hace temblar al Pentágono
"Damos buena información sin intereses empresariales ni políticos"
Interpol ordena la detención del fundador de Wikileaks
Julian Assange, en un callejón al norte de Londres, el día de la entrevista que mantuvo con EL PAÍS.
Julian Assange, en un callejón al norte de Londres, el día de la entrevista que mantuvo con EL PAÍS.Carmen Valiño
Tiene en jaque al Pentágono. No para de sacar a la luz papeles comprometedores para el Ejército norteamericano. Julian Assange es el guardián de los grandes secretos, el nuevo adalid del periodismo combativo. Wikileaks, el portal que dirige, se ha convertido en el espacio de las grandes filtraciones, en el lugar donde se derriban las verdades oficiales. Los papeles de Afganistán, que mostraban la cara sucia de la guerra en aquel país, y el video de la matanza de doce civiles en Bagdad son sus dos mayores bombazos informativos hasta la fecha. El Pentágono tiene un equipo de 120 personas trabajando para frenar los efectos de sus filtraciones. En Suecia, país que le acaba de denegar el permiso de residencia, le están investigando por dos denuncias de acoso sexual.Vídeo: JOSEBA ELOLA
Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS