Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un tribunal sueco ordena la detención del fundador de Wikileaks

El portal ha filtrado informes secretos de las guerras de Irak y Afganistán

Un tribunal de Estocolmo emitió ayer una orden de detención por un supuesto delito de violación contra Julian Assange, fundador del portal Wikileaks, una organización sin ánimo de lucro que en los últimos años ha sacado a la luz cientos de miles de documentos secretos sobre la guerra sucia de EE UU y sus aliados en Irak y Afganistán. En verano pasado, la investigación preliminar fue cerrada por el fiscal jefe sueco. Posteriormente se reabrió. Ni la fiscalía ni el tribunal sueco aportaron datos concretos sobre el supuesto delito.

Bjoern Hurtig, abogado en Suecia de Assange, afirmó al diarió Expressen que la decisión judicial, secundada por una orden internacional de búsqueda y captura, es "devastadora" para su defendido y para el trabajo que desarrolla en su portal. Hurtig considera que se trata de una falsedad. El mismo Assange siempre ha negado la acusación y la ha atribuido a una campaña de intoxicación contra Wikileaks, un portal que se ha convertido en blanco de los más poderosos servicios de inteligencia debido a su capacidad para destapar secretos de Estado y casos de corrupción y hacerlos llegar al público. Mark Stephens, el abogado londinense de Assange, recordó que no hay pruebas que avalen la acusación y que se trató en todo momento de una "relación sexual consentida". Stephens insisitó en que su cliente siempre se ha mostrado dispuesto a declarar.