Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

AI pide al Gobierno que investigue la guerra sucia de la CIA en España

La ONG exige reparación para las víctimas y que se depuren responsabilidades

Amnistía Internacional (AI) ha hecho público hoy un informe en el que reclama justicia para las víctimas de la guerra sucia contra el terror durante la etapa de la anterior administración norteamericana. El informe se titula "Un secreto a voces: crecientes indicios sobre la complicidad de Europa en entregas extraordinarias y detenciones secretas" y recoge las pruebas más recientes de la actividad ilegal de la CIA en casos de desaparición forzada, tortura y maltrato a sospechosos.

Aviones de la CIA hicieron numerosas escalas en aeropuertos españoles en estas misiones entre 2003 y 2005 y estos vuelos son investigados por la Audiencia Nacional. El fiscal Vicente González Mota ha solicitado la detención de 14 presuntos agentes de la CIA que integraban la tripulación de uno de esos vuelos en cuyo avión se trasladó a un secuestrado. Los espías utilizaron identidades falsas, según los primeros indicios de la investigación. Además, un avión con valiosos presos de Al Qaeda procedente de Guantánamo aterrizó en el aeropuerto de Los Rodeos (Tenerife) en abril de 2004 rumbo a cárceles secretas en Rumania y Marruecos, según un informe de Reprieve, ONG de abogados en defensa de los derechos humanos, con sede en Londres. Es la primera vez que se tiene constancia de que presos de Al Qaeda pisaron territorio español camino de cárceles secretas de la CIA, según esta investigación publicada recientemente por EL PAÍS.

"La UE no ha tomado en absoluto medidas para hacer rendir cuentas a los Estados miembros por los abusos que han cometido", ha manifestado Nicolás Beger, director de la oficina de AI ante las instituciones europeas. "Estos abusos se cometieron en suelo europeo. No podemos dejar sin más que Europa se sume a Estados Unidos para convertirse también en zona sin rendición de cuentas. Las cosas están cambiando, pues algunos países han iniciado investigaciones, pero hay que hacer mucho más. Nadie debe eludir la responsabilidad de las transferencias ilegales, desapariciones forzadas y detenciones secretas que se produjeron en el contexto de estas operaciones dirigidas por la CIA. Los gobiernos nacionales tienen la obligación jurídica de garantizar que se rindan plenamente cuentas por tales violaciones de derechos humanos. En varios países europeos se están haciendo avances en la rendición de cuentas. La repetida excusa de que es necesario el secreto de Estado para proteger la seguridad no debe de servir para mantener la impunidad", concluye Nicolás Beger.

AI pide al Gobierno español que asegure que las víctimas del programa de entregas extraordinarias y detenciones ilegales de la CIA reciban justicia y reparación. Así exige que se investiguen los hechos y establezcan las responsabilidades individuales que correspondan. Además de las escalas de vuelos en España AI recuerda los interrogatorios de policías españoles a detenidos en la base de Guantánamo. Los otros países que cita el informe son Alemania, Italia, Lituania, Macedonia, Polonia, Rumania, Suecia y Reino Unido.