Lula convierte la celebración de su cumpleaños en un acto para reforzar la candidatura de Roussef

"Dadme como regalo de cumpleaños la victoria de Dilma", ha pedido el presidente brasileño a los 135 millones de electores llamados a votar el domingo

La identificación de Lula con su candidata, Dilma Roussef, es tan fuerte -Lula ha llegado a decir que en las urnas él se llamará Dilma para que quien vote a ella esté votándole a él- que ha sido adaptado el motivo musical "Lula lá", que fue creado para el ex metalúrgico en la campaña de 1989 por el compositor Hilton Acioli, para que Roussef sea recibida por todo el país al grito de "Dilma lá".

En las diferentes adaptaciones del grito electoral "Lula lá" intervinieron sucesivamente los cantantes más famosos del país, Chico Buarque, Gilberto Gil y Djavan, que hoy apoyan a la candidata del presidente saliente, una política desconocida que había empezado con un 3% en los primeros sondeos y que Lula ha colocado en primer lugar, con la fuerza de su magnetismo y popularidad, sobre todo entre los más pobres y menos escolarizados. La mayoría de la clase media ha preferido al candidato socialdemócrata, José Serra.

Más información

Lula ha querido convertir su cumpleaños en el último gran acto electoral a favor de su protegida. El presidente brasileño celebra hoy sus 65 años de edad y lo hace a cuatro días de poder conseguir el sueño de elegir como su sucesora a Roussef, ex guerrillera que, según un nuevo sondeo, continúa a 12 puntos de diferencia de su adversario Serra.

"Dadme como regalo de cumpleaños la victoria de Dilma", ha pedido Lula a los 135 millones de electores llamados el domingo a sustituirle al frente de Brasil. Su partido, el Partido de los Trabajadores (PT), ha pedido a todos los militantes y partidarios de Rousseff que salgan a la calle vestidos con el color rojo de su bandera para homenajear al líder que acaba sus ocho años de mandato con el 83% de aprobación popular, a pesar de que el país ha subido en el ranking mundial del índice de corrupción.

A las mujeres se les ha pedido que salgan vestidas con el color violeta del movimiento feminista en honor de Lula y de Dilma, que el día 31 podría convertirse en la primera mujer presidente de la joven democracia brasileña.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Los festejos tendrán lugar en los 27 Estados del país, organizados por el PT y por los 12 partidos aliados en la candidatura de Rousseff. En Río se ha preparado una tarta gigante para los partidarios de Lula que cantarán y celebrarán juntos en la calle. En Brasilia, esta noche, en la plaza de los Tres Poderes, donde se encuentra el símbolo de la nación, los petistas se van a encontrar para celebrar el cumpleaños del jefe en un acto llamado de "abrazo a la bandera nacional", que tendrá como finalidad homenajear a Lula y pedir votos por sus candidata Dilma.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50