Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sarkozy encaja su quinta huelga en lo que va de año

Los sindicatos cifran en tres millones los participantes en las manifestaciones y el Gobierno en menos de un millón.- Menor seguimiento del paro en los trenes que hace dos semanas

Acosado por varios frentes (crisis con Europa a causa de la deportación de gitanos, secuestro de cinco franceses en Níger por terroristas islamistas y tres en Nigeria por vulgares piratas), Nicolas Sarkozy ha vivido una nueva jornada convulsa. Los sindicatos franceses han llevado a cabo su quinta jornada de huelgas y protestas callejeras en lo que va de año (la segunda en menos de quince días) para forzar al Gobierno a que retire su polémica reforma de las pensiones, que prevé retrasar la edad legal de jubilación de los franceses de 60 a 62 años y de 65 a 67 años la edad a la que deberán pasar al retiro los asalariados que, no habiendo cotizado todo el tiempo preceptivo, quieran jubilarse con la pensión completa.

No se ha paralizado el país (ni siquiera París) pero a juicio de los sindicatos, las manifestaciones han reunido, en toda Francia, casi tres millones de personas, 300.000 más que en la anterior protesta, celebrada el 7 de septiembre . El ministerio del Interior ha rebajado mucho esa cifra, hasta los 997.000. Y lo que es más importante, menos que los 1.120.000 manifestantes que este ministerio contó el 7 de septiembre. Hasta ahora, había reconocido que cada manifestación crecía con relación a la anterior. Hasta ahora. Es decir, a ojos del Gobierno, el movimiento de protesta tocó techo hace dos semanas, comienza a desgastarse y a desfallecer. A su favor se cuenta el ligero menor seguimiento de la huelga en los trenes, por ejemplo.

Los sindicatos, sin embargo, consideran que la jornada ha sido un éxito completo. Bernard Thibault, secretario general del sindicato mayoritario CGT, ha avisado: "Si Sarkozy no escucha, habrá nuevas movilizaciones".

La manifestación de París ha reunido a muchos sindicalistas a muchos funcionarios (profesores de instituto, de colegios, de universidad, médicos y trabajadores de los hospitales...), a muchos jóvenes, casi adolescentes, que, con una pegatina que rezaba 60 años, mi libertad, expresaban ya su temor por su jubilación futura. También ha acudido otra mucha gente: Jérôme Sagoin, un empleado de una empresa textil, aseguraba al paso de la manifestación parisina por el boulevard Saint-Michel: "No soy sindicalista, ni siquiera muy político. Pero esta es mi tercera manifestación este año. No vengo solo por lo de las jubilaciones: vengo porque no me gusta la injusticia y el racismo que propugna este Gobierno".

Los sindicatos decidirán mañana cómo continuar. El calendario corre en su contra: el próximo 5 de octubre, el Senado comenzará a debatir la nueva ley, que ya ha sido aprobada por la Asamblea Nacional. Será muy difícil que Sarkozy ceda: hundido en los sondeos, vapuleado dentro y fuera de Francia , el presidente francés ha hecho de la reforma de las jubilaciones una cuestión de principios. Los ocho sindicatos convocantes lo saben. Algunos de ellos, por eso, esperan contraprestaciones que no resulten puramente cosméticas. Una de ellas, citada estos días en la prensa francesa, consiste en que las mujeres, grandes perjudicadas de esta ley según las centrales sindicales debido a que muchas encadenan contratos poco duraderos y pasan años sin cotizar, queden exentas de tener que jubilarse a los 67 años para cobrar la pensión máxima.

Cancelados 318 vuelos en los aeropuertos españoles

La huelga en Francia ha obligado a cancelar un total de 318 vuelos entre los aeropuertos de la red de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) y diversos países europeos.

Según datos de AENA a las 18.30, 83 de los vuelos cancelados, 38 operaciones de llegada y 45 de salida, pertenecían a enlaces con aeropuertos franceses. Para hoy había programados 207 trayectos entre los aeropuertos de la red de AENA y Francia. En España, los más afectados han sido Barcelona-El Prat (37 cancelaciones) y Barajas (25).

Las otras 235 cancelaciones (hasta el total de 318) corresponden a enlaces entre España y otros países europeos que se han visto afectados al tener que sobrevolar por el espacio aéreo francés. De estas anulaciones, 118 corresponden con vuelos de llegada y 117 de salida. El gestor aeroportuario tiene programadas para hoy 5.421 para todos los aeropuertos de la red.

8 trayectos de trenes suspendidos

Los paros en Francia también han afectado a los trenes que conectan o pasan por el país vecino. Renfe ha suspendido entre las 20 de ayer y hasta las 8 de mañana 8 trayectos: el de los treneshoteles que unen Milán y Zurich con Barcelona y el de los que unen París con Barcelona y Madrid, así como en el sentido contrario. El TALGO que une Barcelona y Montpelier tampoco hará su viaje. Otro TALGO, el que hace el recorrido entre Lorca y Montpellier finalizará su recorrido en Portbou y los viajeros harán el resto del trayecto por carretera. Mañana el TALGO Mare Nostrum entre Montpellier y Cartagena iniciará su recorrido en Portbou por lo que los usuarios serán trasladaos en autobús desde su origen hasta Figueres. Renfe ha informado que reembolsará el 100% del importe para los clientes que decidan no hacer el viaje, así como cambiar la fecha del billete sin coste alguno.

Más información