Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero hace guiños a Sarkozy y critica abiertamente las palabras "inapropiadas" de Reding

El presidente español, en la línea de la mayoría de líderes europeos, pide que no se interfiera en la investigación iniciada por la Comisión, en la que Francia "tiene sus argumentos"

La expulsión de los gitanos rumanos y búlgaros por parte de Francia a sus países de origen han llevado al Ejecutivo comunitario y a los líderes de los países miembros a trincheras distintas. De un lado, los altos cargos de la Comisión Europea (CE) y de otras instituciones de la UE, que defienden la actuación de su comisaria de Justicia, Viviane Reding, quien evocó la Segunda Guerra Mundial cuando anunció su intención de expedientar a Francia por "engañar" a la Comisón; de otro lado, los primeros ministros y jefes de Estado de la UE quienes, sin apoyar en bloque a Sarkozy (y con la excepción del luxemburgués Juncker), sí han considerado, en su mayoría, "inapropiadas" las palabras de Reding. En este último grupo se sitúa el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quien ha pedido respeto para la investigación en curso en unas palabras cargadas de guiños al presidente francés.

"Dejemos que se investigue y evalúe y que Francia ponga encima de la mesa los argumentos que tiene", ha asegurado Zapatero, quien ha pedido que no se prejuzgue la actuación de Sarkozy puesto que este "ha dado información relevante". En una rueda de prensa posterior a la reunión, el jefe del Ejecutivo español ha querido dejar claro que todos los socios comunitarios coinciden en cuatro puntos: el respeto de Francia a la actuación de la Comisión; la consideración de que las declaraciones de la comisaria Reding han sido inadecuadas; la necesidad de que la Comisión concluya su investigación; y el respeto entre la Comisión y los Estados.

Sin entrar en el fondo de la cuestión -los asentamientos irregulares son "una mala práctica, otra cosa es cómo se hagan las expulsiones", ha asegurado-; Zapatero ha insistido en que Sarkozy "tiene argumentos" y los ha expuesto hoy, por lo que se ha mostrado partidario de no interferir en el proceso de investigación iniciado por la Comisión europea. Zapatero sí ha hablado, en cambio, de que el Consejo debe tomar nota "de la necesidad de reforzar las políticas integración". También ha recordado que en España ha habido asentamientos similares en el pasado, que estos son una "mala práctica" y que cada país tiene derecho a poner mecanismos dentro de la legalidad para solventar posibles problemas de seguridad.

Las palabras más duras de Zapatero han ido dirigidas hacia la comisaria Reding, cuyas declaraciones, ha dicho, fueron "inapropiadas" y estuvieron "fuera de lugar". En ese sentido, ha recordado que España ya ha tenido anteriormente algunos desencuentros con la actual comisaria de Justicia -el último porque califico de "chapucera" una euroorden sobre protección de mujeres maltratadas emitida por España durante el semestre de su presidencia española-, por lo que ha pedido que "esa fuerza declarativa se contenga en el futuro".

Con todo, Zapatero no ha sido el único líder europeo que ha puesto paños calientes a la situación en Francia y ha censurado públicamente las palabras de Reding. Estas son las declaraciones más significativas en las últimas horas:

- Angela Merkel: "No se han ahorrado palabras"

La canciller alemana también considera que las palabras de la comisaria europea de Justicia, Viviane Reding, criticando a Francia, "no han sido apropiadas". Merkel asegura que en la reunión de Bruselas, no se ha hablado "del fondo del asunto", pero que se ha dicho "todo lo que se tenía que decir".

- Silvio Berlusconi: "Apoyo a Sarkozy"

El jefe del Gobierno italiano salió ayer en Le Figaro en defensa de Sarkozy: "La señora Reding haría mejor en tratar el asunto en privado con los dirigentes franceses antes que en público como ha hecho". "La convergencia italo-francesa ayudará a agitar a Europa y resolver los problemas con políticas comunes".

- David Cameron: "Hay que elegir bien las palabras"

El premier británico, David Cameron, ha afirmado, en declaraciones recogidas por The Independent , que "es importante que los países respeten la ley, pero también lo es que sean capaces de emprender acciones para trasladar a gente si existe un problema de comportamiento ilegal". "Hay que elgir bien las palabras", ha dicho Cameron en referencia a Reding. "Está bien que hablemos y que haya discusiones y se aireen puntos de vista, así es como se solucionan las cosas; pero esto (de las expulsiones) no debe basarse en la etnia".

- Traian Basescu,: "Lo importante es que la CE investigue la correcta aplicación de los principios comunitarios, las directivas y los tratados"

El presidente rumano ha elogiado que los veintisiete países miembros de la UE hayan concluido que existe un "consenso sobre la necesidad" de que la Comisión Europea proponga un proyecto de estrategia de integración para los gitanos a nivel comunitario. Basescu ha pedido que los fondos europeos de integración los gestionen los propios Estados miembros en lugar de las ONG. "No necesitamos más dinero, pero sí que el que se da se invierta de forma más inteligente", ha apuntado. Basescu también ha querido resaltar a la prensa que un millón de ciudadanos de Rumanía están perfectamente integrados en el resto de países de la Unión Europea

- Jean-Claude Juncker: "Los ataques de Sarkozy contra Luxemburgo no son convenientes"

El primer ministro luxemburgués se ha desmarcado de la tónica del resto de líderes políticos. Compatriota de Vivane Reding, Juncker ha respondido a las declaraciones realizadas por Sarkozy ayer , en las que dijo que si Luxemburgo quería acoger a los gitanos expulsados de Francia "no había problema". Juncker ha recordado que los miembros de la Comisión Europea no representan a sus países de origen.

- Jerzy Buzek: "La Comisión es la guardiana de la legislación y los tratados"

El presidente del Parlamento Europeo, el polaco Jerzy Buzek, ha respaldado públicamente la respuesta de la Comisión, pero llamó a las partes a reducir la "tensión" y evitar una "retórica inflamatoria". "La CE ha iniciado un procedimiento (contra Francia) y ésa es la mejor solución", opinó el presidente de la Eurocámara, institución que la pasada semana aprobó una resolución impulsada por el centroizquierda en la que exigía a las autoridades francesas la suspensión inmediata de las expulsiones.

- Herman Van Rompuy: "La relación entre los Estados y las instituciones europeas debe hacerse desde el respeto"

El presidente del Consejo Europeo ha intentado poner fin a la querella entre París y Bruselas llamando al respeto y ha subrayado que había consenso entre los países europeos para prohibir "toda forma de discriminación" sobre la base de la nacionalidad y de la etnia. Al mismo tiempo, Van Rompuy ha recalcado que los Estado europeos tienen derecho a adoptar medidas para que se respete la ley en su territorio, siempre "dentro del respeto de la legislación europea".

- Durao Barroso: "Que otros retiren como Reding sus comentarios"

El presidente de la CE, José Manuel Durao Barroso, ha recordado que su vicepresidenta Viviane Reding ha retirado los comentarios sobre las expulsiones de gitanos que tanto han irritado a Francia, y pidió a otros que hagan lo mismo. "La Comisión también puede quejarse de una cierta retórica" en su contra, añadió.