Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Decenas de integristas muertos en bombardeos en una zona tribal de Pakistán

Los ataques se registran en la región de Jáiber, donde se encuentra el principal paso terrestre hacia Afganistán

Varias decenas de supuestos insurgentes integristas -al menos 40 según la agencia Efe, 45 según Reuters y 55 según Afp- han muerto en bombardeos de las fuerzas de seguridad paquistaníes en la conflictiva región tribal de Jáiber, en la frontera con Afganistán. La ofensiva, llevada a cabo con helicópteros artillados, tuvo lugar ayer martes por la noche en el valle de Tira, en el que durante los últimos meses han encontrado refugio numerosos miembros de facciones talibanes y otros grupos extremistas que huyen de las operaciones del Ejército en sus antiguos bastiones del valle del Swat y de Waziristán Sur.

"Se trata de acciones habituales que responden a informes de los servicios de inteligencia acerca de la presencia de insurgentes en la zona", ha explicado a Efe un portavoz militar. De acuerdo con esta versión, entre 40 y 45 integristas perdieron la vida y un número indeterminado resultaron heridos. "Tenemos informaciones de que entre 40 y 45 terroristas murieron", señala también a Reuters un oficial de las fuerzas de seguridad.

Una gran importancia geoestratégica

Fuentes oficiales no identificadas aseguran al canal privado Dawn que entre los muertos en el bombardeo hay una mayoría de civiles, todos ellos de la tribu Kuki Jel, pero la fuente militar consultada por Efe no confirma este extremo. Al respecto, otra fuente de los servicios de seguridad ha indicado a Reuters que la cifra de muertos incluye a familiares de los milicianos, que vivían en las inmediaciones de los escondrijos atacados, si bien desconoce el número de civiles fallecidos.

La región de Jáiber, habitada por tribus pashtunes, tiene una gran importancia geoestratégica, ya que en ella se encuentra el principal paso terrestre hacia el vecino Afganistán. Este paso es usado diariamente por cientos de camiones que transportan suministros como combustible, equipamiento militar o alimentos a las tropas de la OTAN desplegadas en territorio afgano.

El Ejército y otros cuerpos de las fuerzas de seguridad paquistaníes realizan constantes ofensivas contra la insurgencia talibán en casi todas las demarcaciones que forman el cinturón tribal fronterizo con Afganistán. No obstante, fuentes oficiales han admitido que la intensidad de las operaciones ha bajado en las últimas semanas debido a las graves inundaciones que sufre Pakistán, que han afectado a entre 17,2 y 20 millones de personas.

El pasado mes de abril, más de 50 miembros de un grupo tribal favorable al Gobierno de Pakistán murieron en un ataque aéreo efectuado por las autoridades paquistaníes en Tira. Un error militar que obligó al jefe del Ejército, el general Ashfaq Kayani, a pedir disculpas personalmente ante las autoridades tribales. El apoyo de las tribus pashtunes es vital para el Ejército paquistaní, ya que cooperan y obtienen sobre el terreno información de inteligencia que es empleada para combatir a los milicianos.