Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El abogado de la iraní Ashtianí huye a Noruega

Mohammad Mostafaei desapareció en Teherán el 24 de julio tras ser interrogado por la policía

El abogado de Sakineh M. Ashtianí, la iraní condenada a morir lapidada tras un supuesto adulterio, ha viajado a Oslo tras huir de su país para pedir la protección de las autoridades noruegas. Mohammad Mostafaei, de 37 años, desapareció en Teherán el 24 de julio tras ser interrogado por la policía. Horas después fueron detenidos su mujer -fue liberada el sábado- y su cuñado, según informó Amnistía Internacional.

El abogado de derechos humanos, gran crítico del sistema judicial iraní, ha explicado en una conferencia de prensa en Oslo que ha defendido a cientos de clientes, incluidos menores de edad que se enfrentaban a la pena de muerte. "¿Cuál ha sido mi recompensa por todo esto? Mi detención y, cuando escapé, las detenciones de mi esposa y mi cuñado", afirmó. El abogado ha elegido Noruega porque ya tenía un visado de visitante y recibió ayuda de la embajada de este país en Turquía, hasta donde llegó tras varios días de viaje desde Irán en coche, caballo y a pie.

Uno de sus clientes más conocidos es Ashtianí, de 43 años y madre de dos hijos, cuya sentencia de muerte causó estupor en todo el mundo. Su lapidación ha sido aparentemente suspendida a la espera de que se resuelva un recurso judicial, pero oficialmente ni el Gobierno ni el tribunal islámico que la condenó se han pronunciado abiertamente sobre su suerte.

Por otra parte, el Organismo Internacional de la Energía Atómica, dependiente de la ONU, ha informado de que Irán ha empezado a utilizar un nuevo grupo de centrifugadoras instaladas este año para aumentar el nivel de enriquecimiento de uranio y hacerlo de forma más eficiente. Irán asegura que su programa nuclear está destinado a uso civil, pero Occidente teme que intente fabricar armas nucleares.