Rusia pide "explicaciones" a EE UU por las acusaciones de espionaje

Washington detuvo a 10 supuestos espías rusos que vivían con identidades falsas en matrimonios arreglados por Moscú

Rusia ha pedido explicaciones a Estados Unidos y ha considerado que existen "muchas contradicciones" en las informaciones sobre el desmantelamiento de una importante red de espías rusos en Estados Unidos.

El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguei Lavrov, ha declarado que su Gobierno está esperando una explicación de Washington sobre los cargos presentados en Estados Unidos contra 11 personas por "espionaje a favor de Rusia", según informa la agencia estatal de noticias RIA Novosti.

"No nos han explicado de qué va la cosa. Espero que lo hagan", ha señalado Lavrov en rueda de prensa celebrada en Jerusalén al término de un encuentro con su homólogo israelí, Avigdor Lieberman. "Lo único que puedo decir es que han escogido el momento con un refinamiento especial", ha añadido. Por su parte, otro portavoz de la diplomacia rusa Igor Liakin Frolov ha declarado: "Hay muchas contradicciones, estamos aclarando las cosas y vamos a efectuar una investigación".

Más información
Detenidos 10 espías rusos en Estados Unidos
Como en una novela de John le Carré
La periodista peruana Vicky Peláez, ¿espía rusa?
Se esfuma el detenido en Chipre acusado de espiar para Rusia
El avión con los espías rusos canjeados llega a Moscú
El canje de espías culmina con éxito

Ayer, la justicia estadounidense anunció la detención de 10 personas entrenadas por el SVR -Servicio de Inteligencia Exterior de Rusia- para integrarse en la sociedad para "obtener informaciones" mediante la "infiltración en círculos políticos estadounidenses". Al caer la Unión Soviética, las actividades de espionaje del KGB fueron confiadas a dos instituciones separadas, el SVR y el FSB (Servicio Federal de Seguridad), encargado de los servicios secretos en Rusia y del contraespionaje.

Washington informó que había desmantelado una importante red de espionaje en una operación dirigida por el FBI y que duró siete años. Los agentes secretos rusos tenían como misión llegar a un grado tal de "americanización" que les permitiera recopilar información acerca de los EE UU y reclutar informantes sin levantar sospechas. Para ello, por orden de Moscú se organizaban en matrimonios de espías, e incluso tenían hijos que aparentemente ignoraban la verdadera identidad de sus padres.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

El grupo recibía supuestamente órdenes de la agencia de inteligencia SVR. Según la documentación judicial del caso, el Gobierno estadounidense interceptó un mensaje de los cuarteles de la inteligencia soviética a dos de los espías. En él se especificaba que sus principales cometidos eran "buscar y desarrollar lazos en los círculos de toma de decisiones políticas en Estados Unidos" y mandar informes de inteligencia.

Las acusaciones de EE UU se producen pocos días después del viaje oficial a Washington del presidente de Rusia, Dimitri Medvédev.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS