Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El FBI investigará la muerte del adolescente mexicano al que un policía fronterizo de EE UU abatió en El Paso

La policía fronteriza asegura que el joven y sus amigos les atacaron con piedras mientras patrullaban

El FBI investiga ya el asesinato del Sergio Adrián Hernández, el joven mexicano de 15 años al que el lunes mató un agente de la policía fronteriza de Estados Unidos. Mientras el agente y sus compañeros del cuerpo policial han revelado al FBI que Hernández, junto con otro grupo de jóvenes, les atacó a pedradas mientras patrullaban en bicicleta, la Casa Blanca ha prometido al Gobierno mexicano que llegará al fondo del asunto.

"El embajador [norteamericano en Mexico] Carlos Pascual ha contactado con las autoridades mexicanas, que nos habían transmitido su preocupación por el incidente", dijo este miércoles el portavoz del Departamento de Estado, P. J. Crowley, en conferencia de prensa. "El embajador Pascual expresó sus condolencias por este fallecimiento y prometió que el FBI investigará el asunto de forma agresiva, con total transparencia".

Los agentes de la guarda fronteriza han asegurado que actuaron en defensa propia, durante sus labores de control del paso fronterizo entre Ciudad Juárez, en México, y El Paso, Tejas. Cuando detuvieron a dos personas que trataban de cruzar la frontera, Hernández y otros jóvenes les apedrearon, según han revelado fuentes de la investigación a la cadena televisiva Fox News. Al abrir fuego, un agente alcanzó en la cara a Hernández, que falleció en territorio mexicano.

La semana pasada, otro agente de la policía fronteriza mató a un inmigrante mexicano con una porra eléctrica, después de que éste le atacara. Anastasio Hernández, de 42 años, llevaba 28 años en EE UU, donde había formado una familia y engendrado cinco hijos. El 28 de mayo iba a ser deportado, a través de San Diego, a Tijuana, pero se rebeló y atacó a los agentes, que le redujeron usando las descargas que le acabaron matando. Este miércoles, la policía de San Diego ha revelado que será enterrado en esa misma ciudad norteamericana.