Las elecciones checas abren la puerta a una coalición del centro derecha

Aunque lideran el recuento de votos, los socialdemócratas del CSSD no podrían formar gobierno en solitario

Las elecciones legislativas celebradas hoy en República Checa han abierto por sorpresa la puerta a una coalición del centro-derecha con una cómoda mayoría en la Cámara baja, a pesar de que el partido más votado es el Socialista. De confirmarse en los próximos días, sería una coalición con la mayoría más amplia de la historia de esta joven democracia, donde estos eran los quintos comicios parlamentarios democráticos desde el retorno a las libertades cívicas en 1989.

El acuerdo de las fuerzas de centro-derecha está pendiente de que sea aceptado por el nuevo partido Cosa Pública, que con su presentación como movimiento de protesta y antisistema obtuvo el 11% de los votos, según ha informado la Oficina Estadística Checa tras el escrutinio del 99% de los sufragios.

Más información

Junto al conservador Partido Democrático Ciudadano (ODS), que consiguió el 20% del voto, y el liberal TOP 09, también conservador y con el 17%, tendrían juntos 117 diputados, sobre un total de 200 escaños parlamentarios. Con esta opción, el más probable nuevo jefe del Gobierno checo sería Petr Necas, de 45 años y que asumió el liderazgo del ODS después del hundimiento político del primer ministro checo Mirek Topolanek, hace un año.

El ODS ha encajado un serio revés electoral, ya que en las pasadas elecciones logró el 35% de los votos, pero conseguirá probablemente formar Gobierno. "Hemos entendido el mensaje de los votantes por haber perdido credibilidad y capital político. Debemos reflexionar", dijo Necas.

Por el contrario, el favorito de los sondeos en la campaña electoral, el candidato del Partido Socialista (CSSD) y ex primer ministro Jiri Paroubek, si bien consiguió ser el más votado con un 22,08% del apoyo popular, dimitió esta noche al ver la imposibilidad de llevar a su agrupación al poder.

"El país va en otra dirección a la ofrecida por la socialdemocracia", ha dicho al reconocer su derrota. Los checos esperan sobre todo un período de estabilidad tras una legislatura errática, que comenzó con un empate técnico a 100 diputados entre la derecha y la izquierda y que acabó con la caída del Gobierno del centro derecha en una moción de censura durante la presidencia rotatoria checa de la Unión Europa (UE).

La vicepresidenta de Cosa Pública, Katerina Klasnova, ha dicho hoy que para pactar una alianza exigirá al ODS que "afine más en sus políticas anticorrupción". Además de Paroubek, otros tres líderes políticos han presentad hoy su dimisión: el jefe de los verdes (SZ) y ex ministro de Educación, Ondrej Liska; el líder de los democristianos (KDU-CSL) y ex ministro de Asuntos Exteriores, Interior y Desarrollo Regional, Cyril Svoboda; y el del Partido de las Libertades Cívicas (SPOZ), el ex primer ministro Milos Zeman.

El jefe de Estado, el euroescéptico Vaclav Klaus, fundador del ODS, calificó el resultado de la votación como un "varapalo a los dos partidos mayoritarios". La participación en las urnas fue del 62,53%, unos dos puntos por debajo de hace cuatro años, si bien es una cifra considerada "corriente para este país y en las democracias europeas", reconoció Klaus.

Petr Necas, de 45 años y que asumió el liderazgo del ODS después del hundimiento político del primer ministro checo Mirek Topolanek
Petr Necas, de 45 años y que asumió el liderazgo del ODS después del hundimiento político del primer ministro checo Mirek TopolanekAP

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50