Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Acuartelados 600 policías mexicanos para comprobar si están vinculados al narcotráfico

El Ejército controlará las calles de la capital del estado de Nuevo León.- Se buscan lazos con los llamados Zetas

Unos 600 policías de Monterrey, capital del estado mexicano de Nuevo León, han sido acuartelados sin previo aviso durante dos días y serán sometidos a diversas pruebas que intentarán determinar si alguno tiene vínculos con el narcotráfico, ha informado hoy el alcalde de la ciudad.

Durante esos dos días, serán sometidos a cinco pruebas distintas, entre las que hay exámenes psicométricos, antidopaje o la prueba del polígrafo, para determinar, a partir de los resultados que se conocerán el viernes, si pueden seguir en el cuerpo o son expulsados, ha dicho Fernando Larrazabal, alcalde de Monterrey. En ese periodo, efectivos del Ejército, agentes estatales y una guardia de 140 uniformados municipales vigilarán la ciudad.

Según el Ejército mexicano, el crimen organizado tiene a personas infiltradas en la policía de Monterrey y muchos de sus efectivos trabajan para el grupo conocido como los Zetas. En los últimos meses, varios agentes han sido detenidos por colaborar con cárteles del narcotráfico y se ha descubierto que incluso algunos policías secuestraron a ciudadanos para entregarlos a la delincuencia organizada, que los extorsionaba o asesinaba .

"Entendemos que éste será un momento amargo especialmente para los buenos policías, que son los más", ha agregado a los periodistas Larrazabal. El alcalde destacó que los policías que no deseen someterse a los cinco exámenes podrán presentarse en el área de Recursos Humanos de la corporación para que sean dados de baja.