Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno de Tailandia prolonga el toque de queda hasta la noche de mañana

Los enfrentamientos de la semana pasada dejaron 85 muertos y 1.900 heridos.- Los oficinas públicas, mercados financieros, bancos y colegios de Bangkok tiene previsto reabrir mañana

Tras las fuertes revueltas de la semana pasada, con 85 muertos y 1.900 heridos , Tailandia todavía tardará tiempo en recuperar la normalidad. El primer ministro de Tailandia, Abhisit Vejjajiva , ha anunciado hoy que el toque de queda decretado el pasado miércoles en Bangkok y provincias del norte y noreste de Tailandia se mantendrá en vigor hasta la noche del próximo lunes.

En un discurso televisado, el jefe del Ejecutivo señaló que la hora exacta se anunciará más adelante, pero ha precisado que estudian recortar el comienzo a las 23.00 ó 24.00 (18.00-19.00 hora peninsular española) y el final a las 04.00 ó 05.00 (23.00-00.00). Vejjajiva ha indicado que la disposición es "necesaria" y forma parte de las medidas de seguridad adoptadas tras la ola de violencia registrada el miércoles y jueves pasados en la capital y seis provincias. "El centro de operaciones tendrá que encontrar la forma de evitar que la seguridad no afecte a la vida diaria de la gente, por eso se recortarán las horas de toque de queda", ha manifestado el primer ministro.

Bangkok y 23 provincia se encuentran bajo el toque de queda desde el miércoles pasado, el mismo día en que el Ejército puso fin a un mes y medio de manifestaciones antigubernamentales en el corazón comercial de la capital. 85 personas murieron y 1.900 resultaron heridos en los enfrentamientos entre los manifestantes llamados camisas rojas y las tropas tailandesas. Tailandia atraviesa una profunda crisis política desde el golpe militar de 2006, que depuso al multimillonoario Shinawatra.

En el corazón de la capital tailandesa, los equipos de limpieza trabajan contrarreloj para que mañana puedan reabrir oficinas públicas, mercados financieros, bancos y colegios. Las fuerzas de seguridad mantienen, por su parte, la persecución de los líderes huidos del Frente Unido para la Democracia y contra la Dictadura, la plataforma donde militan los camisas rojas y que apoya al ex primer ministro Thaksin Shinawatra .