La mancha de petróleo del Golfo de México amenaza las costas de Luisiana

EE UU despliega robots submarinos para sellar la fuga de la plataforma que se hundió hace una semana

Aspecto del derrame de petróleo liberado por una plataforma hundida la semana pasada
Aspecto del derrame de petróleo liberado por una plataforma hundida la semana pasadaAP

Aumenta la alerta en el Golfo de México por el derrame de petróleo de la la plataforma que se hundió la semana pasada. La cantidad diaria que vierte la instalación equivale a 1.000 barriles de petróleo y la mancha está a unos 60 kilómetros de la costas del estado de Luisiana. El Gobierno de Estados Unidos ha aprobado un operativo con robots submarinos para atajar el desastre ecológico. Las autoridades han dispuesto el despliegue de cuatro robots submarinos que trataran de bloquear la fuga de la plataforma hundida a 1.525 metros de profundidad.

El Servicio de Guardacostas ha calificado la situación de "grave" y ha adelantado que la tarea para frenar el derrame será "extremadamente compleja". Para bloquear la fuga es necesario colocar una serie de tuberías cuyo peso asciende a 450 toneladas y cuya instalación puede llevar entre 24 y 36 horas. El desarrollo total del operativo de extracción del crudo se puede demorar meses.

Más información
Estado de emergencia en Luisiana ante la llegada de la marea negra
BP inicia el sellado definitivo del pozo en el golfo de México
Obama asegura que la lucha por contener el vertido está "llegando a su fin"

Todavía no se han podido evaluar los daños provocados por el derrame. La mancha de petróleo tiene una extensión de más de mil kilómetros cuadrados. Además las tormentas, lluvias y el fuerte oleaje están dificultando el trabajo de los equipos desplegados en la zona.

La plataforma de BP se incendió el pasado 20 de abril después de una explosión y se hundió dos días después. Once de los 126 trabajadores que estaban a bordo de la plataforma están desaparecidos y se ha suspendido la búsqueda.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS