Caracas detiene a ocho presuntos espías colombianos que querían "desestabilizar" al Gobierno de Chávez

El ministro del Interior asegura que tenían imágenes y documentos sobre el sistema eléctrico nacional.- Chávez acusa a grupos opositores de la peor crisis de energía que vive el país en su historia reciente

Las autoridades venezolanas detuvieron a ocho colombianos acusados del delito de espionaje sobre el sistema eléctrico nacional, con el objetivo de desestabilizar y sabotear al Gobierno de Hugo Chávez, ha informado este martes el ministro venezolano del Interior y Justicia, Tareck el Aissami.

A los ocho colombianos se les decomisó una cámara fotográfica con imágenes de varias subestaciones eléctricas de Venezuela, del sistema interconectado nacional y de la infraestructura vial, material que será mostrado a la prensa en las próximas horas, según ha declarado el ministroa la cadena privada Venevision.

El Aissami ha dicho que la nacionalidad de los detenidos "es un elemento preocupante", al subrayar que el material incautado "corrobora" las denuncias de "sabotaje" sobre las principales fuentes de energía de Venezuela, país que atraviesa una de las peores crisis eléctricas de las últimas décadas.

Más información

Chávez ha denunciado que la crisis de energía que ha obligado establecer un esquema de racionamiento en todo el país se debe, en parte, a que las principales plantas de suministro eléctrico y algunas subestaciones han sido blanco de hechos delictivos por parte de grupos opositores que buscan agravar la situación.

Poco antes del inicio de la Semana Santa fueron detenidos dos colombianos en el estado de Aragua (centro-norte) y, posteriormente, fueron arrestados otros seis en el estado de Barinas (oeste), donde pudieron incautar "documentos en inglés y otros elementos de interés criminalístico" en las viviendas de los presuntos espías.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Venezuela sufre la peor sequía y las temperaturas más altas en más de una década debido al fenómeno de El Niño, lo que ha llevado a los pantanos que alimentan a las centrales hidroeléctricas del país a niveles históricamente mínimos. El nivel en la reserva de El Guri, la principal del país, estaba a sólo 9,5 metros por encima de una de las principales turbinas de la central. Esta semana ha comenzado a llover en algunas zonas de Venezuela, lo que ha elevado las esperanzas de que la sequía está cerca de su fin.

Pero también la falta de inversión para mantener y expandir el sistema eléctrico del país durante un período de rápido crecimiento en el consumo también está detrás de la crisis que ha provocado una caída en la popularidad de Chávez.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción