Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Telecom Italia aplaza la aprobación de los resultados anuales de 2009 hasta el 25 de marzo

Los jueces secuestran 300 millones de euros de manera preventiva de las cuentas y préstamos bancarios de su filial Sparkle, en medio de una investigación por corrupción

El escándalo que afecta a las compañías telefónicas Fastweb y Sparkle, la filial de banda ancha de Telecom Italia, acusadas por la Fiscalía Antimafia de haber perpetrado una mega-estafa de lavado de dinero y evasión fiscal en asociación con una sofisticada red en la que figuran la mafia calabresa, el senador del Pueblo de la Libertad Nicola di Girolamo y un delincuente romano llamado Gennaro Mokble, sigue produciendo novedades.

El Consejo de Administración de Telecom Italia, reunido hoy en Milán, se ha visto obligado a aplazar la aprobación de los resultados anuales de 2009 hasta el 25 de marzo, ya que los jueces han secuestrado 300 millones de euros de manera preventiva de las cuentas y préstamos bancarios de su filial Sparkle, correspondientes al IVA que la sociedad habría evadido al fisco entre 2005 y 2007. Las acciones de Telecom han perdido hoy el 3,12%, mientras que las de Fastweb se han desplomado un 9,08%.

Telecom, participada por Telefónica a través de la financiera Telco, anunció ayer que tampoco podrá presentar su plan industrial el viernes, y que lo hará cuando se aclare la investigación. El consejero delegado del coloso telefónico, Franco Bernabè, tiene previsto celebrar una conference call con analistas esta tarde. En una nota oficial, Telecom afirma que el consejero delegado y el presidente "tomarán todas las iniciativas para proteger el valor de la compañía".

La investigación de la fiscalía Antimafia y la fiscalía de Roma afecta a un total de 80 personas. 56 han recibido ya órdenes de detención, y las demás han sido definidas por el juez Aldo Morgigni como sospechosas. El fiscal antimafia Giancarlo Capaldo ha viajado hoy a una localidad del extranjero no aclarada para examinar los ingentes bienes embargados a la organización criminal (que tenía intereses en una docena de países europeos y paraísos fiscales) y acelerar las extradiciones de algunos arrestados.

Llega Scaglia; Fini desmiente todo

Morgigni espera en la cárcel de Regina Coeli la llegada, hoy, de Silvio Scaglia, fundador y ex consejero delegado de Fastweb, fortuna número trece de Italia y uno de los 1.000 hombres más ricos del planeta. Scaglia reside en Inglaterra, y antes de viajar a su país ha negado todas las acusaciones diciendo: "No veo la hora de hablar con los jueces".

El triunfador de la banda ancha y la new economy, que vendió sus acciones de Fastweb a Swisscom en 2007 por 1.200 millones de dólares, sería según la magistratura uno de los cerebros de la colosal operación de fraude fiscal y lavado de dinero. Las acciones de Fastweb pierden hoy un 7% en bolsa, y en tres días han bajado su valor cerca de un 20%.

Entretanto, Gianfranco Fini, presidente de la cámara de Diputados, ha desmentido hoy rotundamente haber recibido al senador asociado a la N'drangheta Nicola Di Girolamo, después de conocer la conversación grabada al capo calabrés Franco Pugliese y el jefe de la banda, Gennaro Mokbel, en la que éste aseguraba que Fini había convocado a Di Girolamo en su despacho. "No recuerdo haber conocido a Di Girolamo y si fuera senador votaría por su arresto", ha dicho Fini.

Conexiones con la extrema derecha

La conexión con la extrema derecha de algunos acusados es una de las inquietantes derivaciones del caso Phuncard-Broker. Entre los imputados hay empresarios, abogados y directivos, con un pasado militantes en la galaxia negra rehabilitado hoy gracias a las amistades del Pueblo de la Libertad cercanas al alcalde de Roma, Gianni Alemanno.

Ese perfil lo da Gennaro Mokbel, viejo militante del grupo subversivo Terza Posizione y considerado un traficante de diamantes a gran escala por los jueces; y el más modesto colaborador Stefano Andrini, que acaba de dimitir como consejero delegado de AMA, la empresa de limpieza urbana de Roma, cargo al que accedió gracias al alcalde Alemanno.

En 1994, Andrini fue arrestado por agredir a varios estudiantes de izquierda en la universida de la Sapienza. Cuatro años antes había dejado al borde de la muerte a dos jóvenes en el cine Capranica. Fue condenado a cuatro años por intento de homicidio, pero en 2008 Andrini ayudó a que el abogado Di Girolamo entrara en las listas de Silvio Berlusconi en el Senado. Según los jueces, Andrini y Gianluigi Ferretti eligieron con Mokbel Bruselas como residencia ficticia de Di Girolamo por su amistad con círculos diplomáticos italianos en la capital europea.