Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU apelará la sentencia que desestimó los cargos del 'caso Blackwater'

Cinco agentes de la empresa de seguridad fueron acusados de la muerte de 17 iraquíes.- El vicepresidente estadounidense, Joe Biden, visita Irak para apoyar el proceso electoral

El vicepresidente estadounidense, Joe Biden, ha anunciado hoy que su Gobierno apelará la desestimación de cargos contra la empresa de seguridad privada Blackwater por la muerte de 17 iraquíes, como resolvió un juez estadounidense el pasado día 1 de enero.

Tras reunirse en Bagdad, adonde llegó anoche, con el presidente iraquí, Yalal Talabani, Biden ha afirmado que "el gobierno de EEUU apelará la decisión en el caso de Blackwater, en correspondencia con la petición del Gobierno iraquí". Tras conocerse la decisión del juez estadounidense el 1 de enero pasado, el primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, dijo su gobierno demandaría a la compañía de seguridad.

Cinco agentes privados fueron acusados de homicidio voluntario e infracción en el uso de armas por la muerte de 14 civiles y las heridas que sufrieron más de 20 personas. En el tiroteo perecieron 17 personas, pero solo tres se pueden considerar en legítima defensa, según una investigación de la Oficina Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI).

Visita a Irak

Biden llegó el viernes por sorpresa a la capital iraquí y hoy se reunió con el presidente Talabani y el primer ministro Nuri al Maliki. Según una nota de su gabinete, Maliki habló con Biden de los preparativos para las elecciones iraquíes del próximo 7 de marzo y el plan para la retirada definitiva de las tropas estadounidenses del país árabe.

Sobre la prohibición de concurrir a las elecciones a más de 500 candidatos por sus presuntos vínculos con el partido Baaz del ajusticiado presidente iraquí Sadam Hussein, Maliki afirmó que se ha hecho "conforme a los mecanismos constitucionales y legales".

Biden ha afirmado que su visita "se inscribe en el marco de la voluntad común de desarrollar las relaciones entre los dos países", y ha dado el apoyo de la Casa Blanca al proceso electoral iraquí. "Estamos seguros de que la democracia en Irak ha madurado mucho y esperamos que las elecciones se celebren en un ambiente de libertad y justicia; son muy importantes y contribuirán a la transición democrática para, por fin, pasar página a la dictadura sufrida por el Irak durante el régimen anterior", ha declarado.

Biden ya había estado recientemente en la capital iraquí, en septiembre pasado, y se reunió con el presidente iraquí, ante el que insistió en la importancia de la reconciliación nacional en Irak, para cuyo proceso político reiteró el apoyo de Washington. Durante su visita de septiembre un ataque con proyectiles de mortero contra la Zona Verde de Bagdad causó la muerte de una mujer y su hija.