Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Seis muertos en un atentado en la región rusa de Daguestán

Un suicida se lanza en un vehículo contra un cuartel de guardias de tráfico

Al menos seis personas han muerto en Majashkalá, capital de Daguestán, en la zona rusa del Cáucaso, hoy por la mañana, víctimas de un atentado perpetrado por un suicida que se lanzó en un vehículo contra un acuartelamiento de guardias de tráfico dependiente del ministerio del Interior de Rusia.

Los datos sobre la cifra de víctimas divergen. La fiscalía se ha referido a seis (cinco agentes y el terrorista), pero el médico jefe de la clínica de traumatismos de Majashkalá, Magomed Omárov, ha informado de siete, ya que uno de los agentes habría muerto desangrado después del atentado.

El ataque hubiera podido ser aún más mortífero de no haber sido por una patrulla policial que en un vehículo todo terreno salió al paso del turismo con cristales ahumados conducido a toda velocidad por el terrorista en dirección a la puerta del cuartel. Con esta acción, registrada por las cámaras de seguridad, la patrulla evitó que el suicida penetrara en el patio donde los agentes se preparaban para la jornada.

La explosión, equivalente a 100 kilos de trotilo, alcanzó también a civiles y produjo heridas de distinta consideración a 19 personas, dos de ellas muy graves. Además causó daños a los edificios vecinos y a un centenar de coches aparcados en la zona. Pocas horas antes, no lejos de Majashkalá, la policía hizo detonar una carga explosiva colocada en la vía férrea por donde debía pasar el tren procedente de Bakú (Azerbaiyán). También hoy, han sido lanzadas dos granadas al patio del consejero del ministro de la Naturaleza de Daguestán. Sólo una de ellas ha hecho explosión aunque no ha causado víctimas.

El presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, ha dado orden a los responsables del ministerio del Interior y del Servicio Federal de Seguridad para que refuercen la vigilancia en el Cáucaso del Norte y extremen las medidas contra el terrorismo.

Daguestán es hoy uno de los territorios más violentos del norte del Cáucaso y los expertos lo atribuyen a factores como la intensificación de la guerrilla radical que no puede actuar en Chechenia, tensiones internas por el poder económico y político entre los diferentes clanes locales, brutalidad policial en nombre de la lucha antiterrorista y venganzas de distinto cuño. En 2009 en Daguestán hubo cerca de 200 atentados, en los que murieron más de 50 policías y 120 resultaron heridos, según datos del ministerio del Interior. Asimismo, más de 120 sospechosos de terrorismo y participación en bandas ilegales perdieron la vida en operaciones policiales saldadas con cerca de 100 detenidos.

En agosto pasado en Nazrán, en Ingushetia, se registró un atentado parecido al de ayer en Majashkalá, cuando un terrorista suicida se lanzó contra la puerta de una comisaría y provocó una docena de muertos. La agencia Interfax informó citando fuentes policiales de Ingushetia que en este territorio fue desactivada ayer una bomba en el gasoducto que une a Rusia con Georgia.