Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cae otro Beltrán Leyva

La policía mexicana captura en Sinaloa al hermano de Arturo Beltrán Leyva, muerto el pasado 16 de diciembre

El 30 de diciembre fue detenido pero ha sido el segundo día de 2010 cuando la autoridad ha informado que los golpes en contra del cartel de los Beltrán Leyva siguen. La Secretaría de Seguridad Pública informó este sábado (hora de México) que gracias a labores de inteligencia logró identificar y detener a Carlos, hermano de Arturo Beltrán Leyva, líder de la organización criminal y quien muriera en un operativo el 16 de diciembre pasado .

Al momento de ser detenido en Culiacán, Sinaloa, Carlos Beltrán Leyva, de 40 años de edad, presentó una identificación falsa, un carné de conducir a nombre de Carlos Gámez Orpineda. Las autoridades verificaron que no era auténtica y procedieron a arrestarle.

Según un comunicado de la policía, al momento de ser detenido Carlos Beltrán Leyva tenía consigo un arma tipo escuadra calibre 45 mm, otra de largo calibre, 308 cargadores y decenas de cartuchos útiles. Sobre este miembro de los Beltrán Leyva pesaba una orden de aprehensión emitida en Sinaloa desde el año 2008.

Además del fallecido Arturo y del detenido Alfredo, mejor conocido como El Mochomo, ahora quedan dos Beltrán Leyva en libertad: Mario Alberto y Héctor. El primero le dicen El General y al segundo El Hache. Estos dos han sido señalados como posibles sucesores de quien falleciera junto con seis de sus cómplices en el operativo de la Marina a mediados de diciembre. Pero a ese liderazgo también aspira Edgar Valdez, apodado La Barbie, y quien ha sido acusado de haber sido el brazo derecho Arturo.

Las autoridades no han explicado porque se tardaron 72 horas en dar a conocer la detención de Carlos, quien fue trasladado a la Ciudad de México.

Una historia de traición y muertes

Los Beltrán Leyva formaban parte del cartel de Sinaloa, comandado por Joaquín El Chapo Guzmán, pero se escindieron de este grupo porque consideraron que la captura de Alfredo Beltrán, El Mochomo, en febrero del 2008, se debió a una traición del capo sinaloense, a quien mataron uno de sus hijos en un ataque con lanzagranadas a un centro comercial en Culiacán. Esas traiciones atizaron la rivalidad entre El Chapo Guzmán y los Beltrán Leyva, que se pasaron al cartel del Golfo, acérrimo enemigo del primero.

En tres años, la violencia atribuida al crimen organizado, en particular al narcotráfico, suma 16.000 muertes, principalmente por sicarios y capos de los seis grandes carteles que operan en México: El Golfo-Zetas, Sinaloa, Los Beltrán Leyva, los hermanos Arellano Félix, los Carrillo Fuentes y La Familia Michoacana.

Además de sanguinarios, los Beltrán Leyva lograron infiltrarse en los cuerpos de seguridad y llegaron hasta su cabeza, el zar antidrogas en los dos primeros años del actual Gobierno, Noe Ramírez Mandujano. La detención de éste se produjo en la llamada Operación Limpieza, que en los últimos meses ha dado como resultado la captura de altos funcionarios federales presuntamente aliados con el narcotráfico, principalmente con los Beltrán Leyva.

Según informes oficiales, en los tres años de Gobierno de Felipe Calderón han sido detenidos por la Policía Federal más de 800 personas vinculadas a los distintos carteles de las drogas, la mayoría de los cuales -388- eran integrantes del cartel del Golfo-Zeta, al que están aliados los Beltrán Leyva.