Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU acusa al terrorista de Detroit de intentar hacer explotar el avión

El atacante asegura que pertenece a Al Qaeda.- El incidente desata la alarma internacional y los aeropuertos refuerzan los controles

Estados Unidos ha acusado formalmente al nigeriano Abdul Farouk Abdulmutallab, de 23 años, de intentar destruir el día de Navidad con un artefacto explosivo un avión de la compañía Northwest procedente de Ámsterdam que estaba a punto de aterrizar en Detroit, según ha informado el Departamento de Justicia. Así aparece en la querella criminal que las autoridades presentaron tras tomar declaración este sábado al imputado, que asegura estar vinculado con la organización terrorista Al Qaeda, término que no ha sido confirmado de momento.

La querella criminal explica que el FBI, que está a cargo de la investigación, encontró en el artefacto que portaba el acusado restos de PETN (tetranitrato de pentaeritritol), un explosivo también conocido como pentrita. El nigeriano llevaba el dispositivo adherido a su cuerpo y trató de activarlo mezclando productos que llevaba, en polvo y en líquido, con una jeringuilla que fue encontrada en su asiento. Para ello, según se desprende de los testimonios tomados a los testigos, se encerró en el baño de la cabina de pasajeros durante unos 20 minutos y se excusó diciendo que estaba indispuesto. Al salir llevaba una manta que cubría el artefacto. Tras sentarse, comenzaron a oírse pequeñas explosiones y posteriormente se produjeron algunas llamas, que los pasajeros trataron de sofocar. Los testimonios también apuntan a que el sospechoso estaba "lúcido y tranquilo en todo momento". Cuando una azafata le preguntó qué tenía escondido, le dijo directamente que se trataba de un artefacto explosivo.

Algunos pasajeros, con ayuda de la tripulación, se abalanzaron sobre él, le arrebataron el artefacto y lo redujeron. Acabó maniatado en un asiento de la primera fila hasta que el vuelo, que llevaba 278 pasajeros, pudo tomar tierra en Detroit, donde fue puesto en manos de las autoridades.

En su declaración al FBI, Abdulmutallab aseguró que pertenece a Al Qaeda. Según las autoridades, su nombre aparece en varias listas de organizaciones extremistas, aunque manejan también la hipótesis de que pudo actuar solo, inspirado por la organización terrorista, pero sin recibir órdenes ni entrenamiento de ella. El detenido ha asegurado al FBI que el explosivo fue comprado en Yemen y que actuaba siguiendo órdenes de Al Qaeda.

Varios medios nigerianos han informado de que el autor del ataque frustrado es el hijo de un importante banquero del país, una información que ha confirmado telefónicamente a la agencia Reuters una persona que se ha identificado como hermano del detenido. El periódico nigeriano This Day, citando fuentes de la familia, asegura que el propio patriarca, el banquero Umaru Mutallab, llegó a denunciar a su hijo hace seis meses ante la Embajada estadounidense y ante las fuerzas de seguridad nigerianas porque le incomododaban sus "visiones religiosas extremistas".

Alarma internacional

La Casa Blanca considera el incidente un intento de atentado terrorista frustrado. Las autoridades estadounidenses no han decidido elevar la alerta terrorista, que está en el nivel naranja, el segundo de cinco. Sin embargo, el presidente estadounidense, Barack Obama, que se encuentra en Hawai disfrutando de sus vacaciones navideñas, pidió inmediatamente que se tomasen las medidas necesarias y se intensificaran los controles en los aeropuertos, y el departamento de Seguridad Nacional ha emitido un comunicado en el que advierte de que los viajeros pueden observar un incremento en las medidas para "mejorar la seguridad en los vuelos".

Abdulmutallab no figuraba en la lista de personas que no pueden tomar vuelos a EEUU por su presunta vinculación a organizaciones terroristas, pero sí aparecía en una base de datos del Gobierno de EEUU de presuntos sospechosos de terrorismo, según la CNN.

Todos los aeropuertos europeos han reforzado su seguridad y redoblado los controles en los vuelos con destino a EE UU. Así, el aeropuerto londinense de Heathrow informó en su página web de que los pasajeros que viajen a EEUU tendrán que pasar por "controles de seguridad adicionales". Un portavoz del aeropuerto de Bruselas ha explicado que, a partir del próximo día 30, los pasajeros con destino a Estados Unidos serán controlados también al llegar a la puerta de embarque y no podrán transportar más de una pieza de equipaje de mano, y sometidos a un control más estricto que el resto de pasajeros. El aeropuerto de Madrid-Barajas activó los protocolos de seguridad en los vuelos que salen desde la capital española hacia Estados Unidos.

Varios heridos

El ataque se produjo justo antes de que la aeronave, con 278 pasajeros a bordo, aterrizase a salvo en el Aeropuerto Metropolitano de Detroit -su destino final- procedente de Ámsterdam a las 12.00 hora local (18.00 hora peninsular española). Hubo varios heridos leves, entre ellos Jasper Schuringa, uno de los pasajeros que se abalanzó sobre el sospechoso para intentar inmovilizarle, con ayuda de la tripulación y de otros viajeros.

En declaraciones a los medios, Schuringa ha narrado cómo algunos de los pasajeros gritaron "¡fuego, fuego!", mientras él saltó sobre el sospechoso para intentar arrebatarle el artefacto y apagar las llamas con sus manos. Tras arrancarle el aparato, trató de abrirle la ropa para averiguar si llevaba explosivos escondidos, mientras un miembro de la tripulación le ataba las manos. "Mis manos están bastante quemadas, pero estoy bien. Estoy conmocionado, pero estoy feliz de estar ya aquí", dijo Schuringa en declaraciones a la cadena CNN.

El autor del ataque llegó a Ámsterdam en un vuelo de KLM procedente de Lagos, Nigeria, según han confirmado las autoridades holandesas. Así, sorteó la vigilancia tanto del aeropuerto de la capital nigeriana como los del aeropuerto holandés, cuyas autoridades han señalado que pasó los controles de seguridad reglamentarios en el aeropuerto de Schiphol, donde enlazó con el vuelo de Delta con rumbo a EE UU. "Incluso aunque los controles se hubiesen efectuado de manera correcta, no podemos descartar que subiese al avión objetos potencialmente peligrosos", ha reconocido un portavoz del organismo encargado de la lucha antiterrorista en Holanda.

Según Peter King, miembro del comité de seguridad nacional de la Cámara de Representantes, el dispositivo que el presunto terrorista trató de activar era "muy sofisticado". "Cuando intentó activarlo, él mismo resultó herido y fue ingresado con quemaduras de tercer grado. Es algo diferente a lo visto anteriormente", ha detallado King a Fox News.

Investigación en Reino Unido

Por su parte, el primer ministro británico, Gordon Brown, ha confirmado que las fuerzas de seguridad de su país están colaborando con las autoridades estadounidenses en la investigación del detenido. Se cree que éste pasó un tiempo en Reino Unido como estudiante, por lo que la policía ha realizado pesquisas en varias propiedades de Londres en las que habría vivido.

El objetivo, ha indicado una fuente de la lucha antiterrorista, es conocer los detalles sobre las actividades que realizó durante su estancia en Reino Unido. "Debido a la seria amenaza que ha planteado el incidente, he hablado con el jefe de la Policía Metropolitana, cuyos agentes han efectuado registros en propiedades de Londres", indica el comunicado difundido por el premier británico.

Barajas activa los protocolos de seguridad en los vuelos hacia EE UU

El aeropuerto de Madrid-Barajas ha activado los protocolos de seguridad en los vuelos que salen desde la capital española hacia EE UU tras el incidente de Detroit. Así lo han indicado fuentes aeroportuarias, que han explicado que el protocolo está activado tanto en las terminales desde donde salen vuelos a EE UU, la Terminal 1 y el satélite de la Terminal 4.

Más información