Basescu vence a Geoana en las elecciones presidenciales rumanas

El recuento oficial da una pequeña ventaja al actual mandatario frente al socialdemócrata

El presidente en funciones de Rumania, el candidato de centroderecha Traian Basescu, ha vencido al socialdemócrata Mircea Geoana en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales con el 50,43% de los votos, según los resultados oficiales facilitados por la autoridad electoral, con el 95% del voto escrutado. Horas antes de conocerse éstos, los dos candidatos a la presidencia se habían apresurado a reclamar su victoria en las elecciones, si bien los sondeos otorgaban por aquel momento una ligera ventaja a Geoana frente al actual presidente. El ganador, que se confirmará a lo largo del día de hoy, tendrá que hacer frente a la grave crisis política y económica que atraviesa el país.

Más información
La ajustada victoria del presidente mantiene la incertidumbre en Rumania

"Es una noche preciosa para la democracia rumana. Y se trata de una victoria tanto mía como de Crin [Antonescu, el tercer candidato más votado en la primera vuelta electoral]", declaraba ayer a última hora de la noche Geoana tras proclamarse nuevo mandatario. Por su parte, Basescu, del Partido Demócrata Liberal (PDL), manifestó ante sus seguidores: "Las encuestas finales muestran que he ganado los comicios".

La participación dos horas antes del cierre de las urnas era del 50% -tres puntos más que hace dos semanas, en la primera vuelta- de los más de 18 millones de rumanos llamados a elegir presidente en los primeros comicios que se celebran desde su entrada en la UE en 2007.

La caída de popularidad del actual presidente se debe a su intromisión constante en las labores del Gobierno -llegaron a acusar a Basescu de "autoritario"- y por los favores a personas de su entorno familiar más cercano, según los analistas. "Sus estruendosos escándalos políticos y los servicios prestados a sus amiguitos han causado que su figura como presidente se deteriore hasta el punto de que los ciudadanos pueden haber preferido elegir a un ex comunista, pero más moderado, en la nueva dirección del país", subraya Alina Mungiu-Pippidi, directora de la Sociedad Académica de Rumania. A todo esto, se añade que muchos ciudadanos piensan que Basescu proyecta una mala imagen hacia el exterior.

Los expertos consideran que también ha jugado en contra de Basescu el acuerdo alcanzado poco antes de las elecciones entre los socialdemócratas y el Partido Nacional Liberal, dirigido por Crin Antonescu, por el que esta formación ha dado su apoyo a Geoana en la campaña de las presidenciales.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

En el acuerdo suscrito por los socialdemócratas y liberales, y en el que también entra la formación Unión Demócrata de los Húngaros de Rumania, se prevé la formación de un Gobierno de coalición dirigido por el alcalde independentista y de origen alemán de Sibiu (centro), Klaus Johannis, antes de Navidad. Este hipotético Gobierno generaría estabilidad política, pero no económica.

El nuevo presidente deberá asumir los compromisos de reformas macroeconómicas adquiridos por el país con el Fondo Monetario Internacional (FMI), para la concesión el pasado marzo de un crédito internacional de 20.000 millones de euros.

La partida correspondiente al mes de diciembre fue bloqueada por el FMI por la ausencia de un Gobierno capaz de proseguir las reformas para poder salir de la crisis económica.

Mircea Geoana celebra en la sede de su partido los resultados preliminares de los comicios.
Mircea Geoana celebra en la sede de su partido los resultados preliminares de los comicios.EFE
El actual presidente, Traian Basescu, se proclama vencedor tras conocer los primeros datos de las votaciones.
El actual presidente, Traian Basescu, se proclama vencedor tras conocer los primeros datos de las votaciones.EFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS