Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pasqua acusa a Chirac y Villepin de estar al corriente de la venta ilegal de armas a Angola

El ex ministro francés, condenado por tráfico de influencias,

El veterano y correoso senador francés Charles Pasqua, de 82 años, dos veces ministro del Interior, gaullista procedente de la derecha dura de Francia, ha acusado hoy al ex presidente de la República, Jacques Chirac y al ex primer ministro Dominique de Villepin, de estar al corriente de una venta ilegal de armas a Angola. Todo ocurrió entre 1993 y 1998, cuando este país, azotado por una guerra civil, estaba sometido a un embargo decretado por Naciones Unidas.

El mismo Pasqua, por este mismo episodio, ha sido declarado recientemente culpable -y condenado a un año de cárcel firme- por tráfico de influencias y por haber recibido sobornos millonarios. Él no sólo ha recurrido la sentencia, que considera injusta, sino que ha denunciado a la jueza instructora del caso.

"En 1995 Tanto Jacques Chirac [entonces presidente de la República] como Dominique de Villepin [secretario del Elíseo] como Charles Millon [ministro de Defensa] fueron informados de la venta de armas. Ninguno hizo nada por evitarla. A ninguna de estas altas personalidades el juez las acusó de nada", ha manifestado Pasqua.

Para probarlo, el ex ministro del Interior enarboló ante los periodistas una nota de la Dirección General de Seguridad Exterior (Servicios Secretos franceses) en la que se informaba de la operación. A juicio de Pasqua, esta nota fue remitida a varias personalidades de la República francesa de aquella época, en 1995, entre los que se contaban los aludidos. "Así que sabían del caso, a no ser que no lean las notas que les envían, claro", ha ironizado.

La denuncia de Pasqua se produce en Francia en un otoño con mucho olor a cloaca: hace diez días, el mismo ex presidente Chirac conoció que deberá comparecer ante la justicia por malversación de fondos públicos de su etapa de alcalde de París; y durante un mes, la sociedad francesa ha visto a Villepin en el tribunal, acusado de instigar una denuncia falsa en 2004 contra Nicolas Sarkozy, en el llamado caso Clearstream.

Pasqua fue amigo personal y estrecho colaborador de Chirac durante más de 30 años. Estuvo a su lado en 1976, en la refundación de la derecha francesa, con el RPR. Y fue ministro de varios de sus Gobiernos. Pero a partir de 1995 su relación se deterioró. "Yo no creo en las casualidades, y fue afirmar que yo podía ser un buen candidato para la presidencia y empezar a caerme procesos judiciales", aseguró hace unos días el ex ministro en una entrevista televisada.

A pesar del ataque frontal contra Chirac y Villepin, Pasqua no aportó nuevas pruebas contra estos dos dirigentes. Había prometido, días atrás, que refrescaría "la memoria de ambos" sobre el caso Angolagate, pero la nota de los servicios secretos que ha sacado a relucir ya estaba en la documentación del proceso. De cualquier forma, Pascua ha reclamado que se desclasifiquen todos los archivos secretos relativos a este caso a fin de que se aclare todo.

En el Angolagate, además de Pasqua, entre otros, fue condenado Jean-Christophe Mitterrand, hijo mayor del ex presidente francés François Mitterrand, por ejercer de mediador.