Las encuestas en Chile vaticinan una victoria de Piñera en segunda vuelta

Frei no logrará captar los votos de Enríquez-Ominami, según el sondeo

A un mes de las elecciones presidenciales de Chile del 13 de diciembre, la disputa para pasar a la decisiva segunda vuelta parece centrarse entre el candidato de la derecha, el empresario Sebastián Piñera, y el de la coalición gobernante de centro izquierda, el senador democristiano y ex presidente Eduardo Frei, según una encuesta difundida ayer, a la que los medios y analistas asignan alta capacidad de predicción. El incesante crecimiento del diputado independiente y ex socialista Marco Enríquez-Ominami de los últimos meses, aunque histórica en la política chilena, sería insuficiente para situarlo en lugar de Frei en la batalla definitiva, de acuerdo al mismo sondeo.

El mundo político casi se paralizó ayer, mientras muchos seguían la entrega de la encuesta del Centro de Estudios Públicos (CEP). Según estos resultados, en primera vuelta Piñera triunfa con el 36%, se mantiene en la delantera, aunque con una leve bajada respecto de mayo (37%), y amplía su ventaja sobre Frei, que obtendría un 26%, con una caída importante, de cuatro puntos porcentuales en seis meses (30%).

Más información

En cambio, Enríquez-Ominami continúa subiendo. Ha pasado de no aparecer en las encuestas el año pasado, a obtener un 19% en este sondeo del CEP. Sin embargo, su velocidad de crecimiento en las preferencias se ha frenado y ya no tiene el mismo vigor que hace unos meses.

Sólo el cuarto en liza, el candidato del pacto que encabeza el Partido Comunista, el ex ministro socialista Jorge Arrate, logró crecer y alcanzar un 5%, un resultado histórico de este sector de la izquierda.

Piñera se impondría también en la batalla definitiva del 17 de enero, al que llegarán los dos candidatos con mayor votación en primera vuelta, si ninguno obtiene más del 50%. El candidato de la derecha derrota a Frei por una ventaja más alta (43%-37%, respectivamente) que sobre Enríquez-Ominami (40%-37%), de acuerdo a la misma encuesta.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Para asegurar su triunfo, Piñera debería tratar de superar lo máximo posible la franja del 40%, mientras que Frei espera detener su caída en las encuestas con el apoyo del Gobierno y en especial de la presidenta Michelle Bachelet, que ha batido todos los récords de popularidad. A Enríquez-Ominami se le está acabando el tiempo: tiene 30 días para descontar la ventaja de siete puntos porcentuales sobre Frei y poder alcanzar la segunda vuelta. Arrate espera capturar a la izquierda crítica del modelo para elevar la capacidad de negociación de los votos de este sector en el tramo final.

La encuesta ratificó que habrá segunda vuelta. "Piñera quedará a un 8% del mágico número que necesita para ser presidente de Chile. A menos que sea capaz de sumar votos de los que queden fuera de la segunda vuelta, no ganará", sostuvo el analista político Patricio Navia.

Los escenarios son complejos. Si es Frei quien llega a segunda vuelta, Piñera necesita una parte de los votos de Enríquez-Ominami para ganar, porque los del candidato de la izquierda, Arrate, no los tendrá en ningún escenario. Uno de cada tres votantes de Enríquez-Ominami se inclina por el candidato de la derecha si Frei llega a la segunda vuelta, de acuerdo a los resultados del CEP. En cambio, el apoyo del ex presidente es mucho menos volátil. Si Enríquez-Ominami llega a la segunda vuelta, sólo el 12% de los votantes de Frei entregará su voto a Piñera, según el sondeo.

Con la contienda abierta, el último mes de campaña será reñido para captar el 14% de indecisos, según anticipan los analistas. Algo de esto se advirtió en el debate que tuvieron los candidatos la noche del pasado lunes, con ataques mutuos más enérgicos que en anteriores encuentros. Piñera criticó a Frei por haber indultado a un narcotraficante durante su gobierno, y el ex presidente devolvió la estocada recordando la incapacidad del candidato de la derecha para separar sus negocios de la política.

Enríquez-Ominami acusó a Piñera de tener de asesor en política exterior al ex presidente del Gobierno español José María Aznar, "quien llevó a España a una de sus guerras más crueles", y el candidato de la derecha replicó al diputado independiente por querer "criticar a todo el mundo". Arrate también cuestionó a Enríquez-Ominami, porque en política no hay que ser "el llanero solitario sino trabajar en equipos y poner la cara cuando corresponde".

El candidato opositor a la presidencia chilena, Sebastián Piñera (izquierda) y el oficialista Eduardo Frei, antes de un debate televisivo celebrado el lunes.
El candidato opositor a la presidencia chilena, Sebastián Piñera (izquierda) y el oficialista Eduardo Frei, antes de un debate televisivo celebrado el lunes.EFE

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50