Irán pone a prueba a Occdiente y reclama "importantes cambios" al acuerdo para controlar su uranio

Teherán pide modificaciones en el envío de uranio poco enriquecido al extranjero.- Solana no cree necesario cambiar el borrador

Irán ha vuelto a atacar los nervios de los negociadores occidentales que buscan blindar el uso pacífico de su energía nuclear al adelantar que reclamará "importantes cambios" al acuerdo alcanzado hace una semana en Viena. "El acuerdo era un buen acuerdo y no creo que requiera cambios sustanciales", ha respondido Javier Solana, máximo responsable de la negociación con Teherán. Un irritado Bernard Kouchner, jefe de la diplomacia de Francia, país al que corresponde un crucial papel en el acuerdo, ha indicado que si hace falta se impondrán nuevas sanciones.

La noticia del nuevo regate iraní sorprendió a los europeos en una reunión de ministros de Exteriores en Luxemburgo. El anuncio de nuevas exigencias y retoques fue realizado a través de una cadena de televisión en Teherán y los diplomáticos occidentales no tuvieron ocasión de saber más. El propio Solana ha dicho que esperaba hablar este miércoles con la parte iraní para conocer detalles sobre las demandas, que Teherán debe presentar oficialmente el jueves o el viernes. La televisión Al Alam informó de que Irán acepta "el marco general de la propuesta, pero solicitará importantes cambios".

Más información
Instalaciones nucleares de Irán
Irán acepta un preacuerdo para enriquecer uranio en el exterior

"El acuerdo era un buen acuerdo y no creo que requiera cambios sustanciales", ha señalado Solana, quien no cerró la puerta a nuevas transacciones: "Vamos a ver qué quieren decir con 'cambios sustanciales''". Menos contemporizador ha estado Kouchner. Tras calificar de "mala señal" las noticias llegadas de Teherán, el ministro francés endureció su posición. "A los iraníes se les está acabando el tiempo", ha advertido. "Si hace falta empezaremos a trabajar en la imposición de nuevas sanciones".

El pacto alcanzado el miércoles pasado en Viena con Irán, Rusia, Francia y Estados Unidos prevé que Irán entregue a Rusia el 75% de los alrededor de 1.500 kilos de uranio pobremente enriquecido que posee para que los rusos lo enriquezcan hasta 19,75%. Así transformado, el material será convertido en barras de combustible en Francia antes de ser reenviado al reactor iraní que debe producir los radioisótopos para combatir el cáncer, en un proceso tutelado por el OIEA.

El plan fue considerado en diversos medios de Teherán como una rendición y ya el lunes el ministro iraní de Exteriores, Manouchehr Mottaki, apuntó que se estaban buscando alternativas a la entrega prevista, como la de comprar el uranio enriquecido necesario o bien intercambiar uranio fuerte por el empobrecido de Irán.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS