Aniversario 11-S

Obama: "Mantenemos nuestra determinación contra los que lo hicieron"

El presidente estadounidense recuerda a las víctimas de los atentados y habla del compromiso de su Gobierno para acabar con los extremistas

Cristian Werb /Rafa Höhr

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha conmemorado este viernes el octavo aniversario de los atentados del 11-S, el primero desde que está en la Casa Blanca. Con una comparecencia en los jardines de su residencia, Obama ha afirmado que Estados Unidos continúa su compromiso en proteger a sus ciudadanos y luchar contra los responsables de los atentados: "Vamos a mantener nuestra determinación contra aquéllos que llevaron a cabo este acto deplorable".

Obama también tenía previsto reunirse en el Pentágono con los familiares de las víctimas en un acto de recuerdo a las 184 personas que murieron cuando el avión de American Airlines impactó contra el edificio que alberga el departamento de Defensa de EE UU. Pero antes, en una ceremonia solemne, el presidente, acompañado de su secretario de Defensa, Robert Gates, ha recordado a las víctimas de los atentados. "No sólo eran inocentes de este país, eran de todos los lugares. Queremos homenajear a gente que dieron sus vidas en ese día", dijo.

Más información

El mandatario ha instado a los estadounidenses a participar en tareas de voluntariado y ayuda como manera de honrar la memoria de las casi 3.000 víctimas de aquellos ataques contra las Torres Gemelas en Nueva York, el Pentágono en Washington y en Pensilvania. "Debemos cuidar a nuestros hermanos, queremos rendir homenaje a la siguiente generación. Tenemos que dar ejemplo a los jóvenes que quieren hacer lo posible por mejorar lo sucedido", ha asegurado.

Con un discurso breve y un gesto serio, Obama ha recordado que su país no olvida y todavía tiene el objetivo de perseguir a Al Qaeda y a todos sus aliados integristas. "Vamos a ser fuertes, sólidos, así ha sido y así será para nuestras familias. Vamos a mantener la determinación contra aquéllos que llevaron a cabo este acto deplorable. También contra sus aliados extremistas. Y mantenemos el compromiso para proteger la vida de nuestros ciudadanos", ha asegurado el presidente de EE UU.

Recuerdo en Nueva York

Mientras tanto, Nueva York ha amanecido este viernes con bajo el recuerdo de aquel fatídico día. En toda la ciudad se ha guardado un minuto de silencio en tributo a las víctimas de los atentados contra las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001, para iniciar así la conmemoración del octavo aniversario del ataque en el que murieron casi 3.000 personas y que se extenderá por todo Estados Unidos.

"Mientras nuestros corazones se vuelven hacia aquellos a los que perdimos, también recordamos a todos los que espontáneamente ayudaron a quienes pudieron y como pudieron", ha dicho el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, antes de pedir a los asistentes que se unieran al homenaje en recuerdo de las víctimas.

Los familiares y autoridades han participado en la ceremonia inicial en las inmediaciones de la zona cero, donde se erguían las Torres Gemelas y ahora están paralizadas las obras de reconstrucción. Allí, han guardaron un minuto de silencio a las 08.46 hora local (12.46 GMT), el momento exacto en que el primer avión secuestrado se estrelló en uno de los dos rascacielos.

Tras el primer minuto de silencio, las iglesias y otros centros de culto neoyorquinos hicieron sonar sus campanas al unísono poco antes de que comenzara la lectura de los nombres de las 2.752 personas que perecieron en los ataques terroristas del complejo del World Trade Center (WTC), un rito en el que este año ha participado el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden.

El presidente de EEUU, Barack Obama, y su mujer, Michelle, han recordado a las víctimas del 11 de septiembre de hace 8 años de Nueva York. Los caídos y afectados por esos brutales atentados contra las torres gemelas han sido homenajeados por el presidente y el personal de la Casa Blanca con un minuto de silencio ante el edificio gubernamental.   AGENCIA ATLAS

Susto por un ejercicio de entrenamiento en el río Potomac

Un ejercicio de entrenamiento de una barcaza de la Guardia Costera en el río Potomac, cerca del Pentágono, ha causado alarma en Washington, justo cuando el presidente Barack Obama asistía en ese lugar a una ceremonia en memoria del 11-S.

Algunos medios, como la cadena CNN, retransmitieron durante unos minutos imágenes de una barcaza "sospechosa" en el río Potomac, rodeada por las unidades de la Guardia Costera, que según dijeron, habría realizado una serie de disparos. Pero poco después, indicaron que los movimientos sospechosos se debían a un ejercicio de entrenamiento, según había informado la propia Guardia Costera.

Mientras se creía que se trataba de una amenaza real, la CNN informó de que los agentes de la Guardia Costera habían realizado hasta diez disparos para disuadir a la barcaza de entrar en la zona colindante con el Pentágono, donde se encontraba el presidente. Ante la alarma causada por el ejercicio, las autoridades federales se apresuraron a desmentir que fuera una amenaza real y que en verdad no era más que un simulacro de entrenamiento, en el que, además, no había habido disparos.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50