Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las lluvias ponen en alerta máxima a México D.F.

Al menos dos personas han muerto y otras 3.000 han tenido que ser evacuadas de sus viviendas en las últimas horas

Las intensas lluvias caídas desde anoche sobre Ciudad de México han dejado dos muertos y han obligado a las autoridades de la capital mexicana a decretar la máxima alerta y a evacuar a cientos de ciudadanos que residen en los barrios más afectados por las tormentas.

"No sufríamos algo así desde 1998", ha explicado a una radio local el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, quien ha atribuido lo repentino e intenso de las precipitaciones de ayer a los efectos del cambio climático.

Más de 3.100 bomberos y personal de Protección Civil participan en labores de rescate y apoyo. Las autoridades han contabilizado hasta el momento dos muertos. Los bomberos de Tlanepantla localizaron esta mañana el cadáver de una anciana de 74 años en el interior de su domicilio. El otro muerto se ha registrado en el municipio de San Antonio Tultitlán. Se trata de un varón de unos 50 años que se ahogó por las inundaciones registradas en la zona. Además, en esta última localidad está desaparecida una mujer de 49 años.

El área más afectada por las lluvias es la localizada en los municipios de Atizapan, Tultitlán y Tlanepantla en el Estado de México, y en el norte y nordeste del Distrito Federal.

Jorge Vera, portavoz municipal de Tlanepantla, ha explicado que hay soldados desplegados en esa zona para ayudar a "mucha gente que no ha querido salir de sus casas" mientras el agua baja lentamente.

Las inundaciones en ese municipio se complicaron al desbordarse por una rotura el sistema de desagüe lo que inundó la colonia conocida como Valle Dorado y dejó a cientos de personas afectadas. Fuentes de Protección Civil del Estado de México han informado que por el momento los bomberos, militares y servicios de rescate han auxiliado aproximadamente a 3.000 personas en Valle Dorado.

Tormenta en mitad de la sequía

Esta mañana las autoridades de Ciudad de México buscaban explicaciones para una tormenta inesperada en un momento en que la capital de México padece una escasez de agua que ha obligado a introducir restricciones en su suministro.

"Es una paradoja. Tenemos una temporada que ha sido de las más secas de los últimos cuarenta años y el día de ayer también tuvimos una precipitción que no habíamos visto en estas zonas de la ciudad desde 1998 para acá", ha dicho el alcalde Ebrard.

Para el regidor esta situación guarda relación con "los cambios climáticos tan drásticos que está viviendo el mundo", de los que no están exentas la capital mexicana y su zona metropolitana, con unos 19 millones de habitantes.

Varios responsables del drenaje y del sistema de aguas del Distrito Federal han explicado en una rueda de prensa que lo extraordinario en las últimas horas fue que lloviera con tanta intensidad y de manera repentina en un área de 600 kilómetros cuadrados de la ciudad, relativamente pequeña en comparación con otras ocasiones.