El presidente griego disuelve el Parlamento y comienza la campaña electoral

La gobernante Nueva Democracia y el Movimiento Socialista Panhelénico (PASOK), intentarán atraer a la mayoría de los nueve millones de votantes que les proporcionen el mínimo de 151 escaños necesarios para gobernar en solitario

La campaña electoral en Grecia ha comenzado este lunes después de que el presidente del país, Carolos Papoulias, firmase en Atenas el decreto para la disolución del Parlamento, de cara a los comicios legislativos anticipados del próximo 4 de octubre. El Parlamento, constituido en 2007 tras unas elecciones también adelantadas, ha quedado disuelto dos años antes del final de la legislatura, para, según el primer ministro griego, Costas Caramanlis, afrontar con un mandato renovado las consecuencias de la crisis económica mundial.

A partir de este lunes se inicia la campaña electoral, en la que las principales formaciones, la gobernante Nueva Democracia y el Movimiento Socialista Panhelénico (PASOK), intentarán atraer a la mayoría de los nueve millones de votantes que les proporcionen el mínimo de 151 escaños necesarios para gobernar en solitario.

Giorgos Papandreu, líder del PASOK, intentará por tercera vez desde 2004 llegar al poder, apoyado esta vez por los sondeos, que le dan una victoria de seis puntos sobre los conservadores, aunque no le garantizan una mayoría suficiente de Gobierno.

Caramanlis declaró este domingo en rueda de prensa en Salónica que, en caso de derrota, no se retirará del liderazgo del partido conservador. El primer ministro saliente descartó colaborar con otros partidos, en referencia a la formación de extrema derecha LAOS, al asegurar que no trabajará con quienes tienen "posturas extremistas e irresponsables".

Por su parte, Papandreu afirmó durante el fin de semana que, incluso con un Gobierno en solitario, su partido buscará la colaboración de "fuerzas progresistas, debido a que los problemas son muy grandes".

Los analistas esperan que, en caso de que le falten apoyos, Papandreu pedirá el respaldo de la Coalición de Izquierda (alianza parlamentaria formada por cuatro partidos que se encuentra en proceso de desintegración) o el espaldarazo a un Gobierno de minoría hasta marzo, cuando se debe designar nuevo presidente.

Lo más visto en...

Top 50