Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El clima da una tregua en el incendio de Los Ángeles

Las llamas han arrasado ya 50.000 hectáreas.- Dos bomberos fallecieron en la noche del domingo al lunes.- Se trata del peor fuego en la historia de ese condado en el último siglo

Las temperaturas han dado una pequeña tregua a los equipos de extinción del incendio que ha arrasado casi 50.000 hectáreas, calcinado decenas de casas y dejado dos muertos en el condado de Los Ángeles, donde se espera frenar hoy el avance de las llamas. El fuego, cuyas causas se investigan, se encuentra controlado solo en un 5% y se ha convertido ya en el mayor de la historia de ese condado en el último siglo.

El clima se ha aliado hoy con los bomberos por primera vez desde que se originó el fuego el pasado miércoles en el parque natural Angeles National Forest, al noreste de Los Ángeles, una zona seca y de denso matorral que no había ardido en 40 años. Las nubes hicieron acto de presencia en el sur de California, lo que refrescó el ambiente cerca de 5 grados, hasta el límite de los 30, incrementó la humedad ambiental y podrían traer ligeras precipitaciones.

Buenas noticias para los miles de bomberos que trabajan en agotadores turnos de doce horas y que el pasado domingo sufrieron un duro golpe anímico por la muerte de dos compañeros, que viajaban en un vehículo que se despeñó por la ladera de una montaña en el área afectada por las llamas.

Actualmente 10.000 viviendas siguen amenazadas por las llamas y 4.300 personas continúan desalojadas, aunque se prevé que se retirarán las órdenes de evacuación para algunas áreas a última hora de hoy. En el último parte, las autoridades rebajaron la cifra de edificaciones calcinadas a algo más de 50, después de las informaciones del lunes que situaban este número en más de 70, si bien no se especificó si eran inmuebles residenciales o estructuras de otro tipo.

Uno de los frentes del fuego más preocupantes es el que rodea la cima del monte Wilson, donde se encuentra un centro de comunicaciones con repetidores que dan señal de televisión y telefonía al condado de Los Ángeles.

Dos bomberos muertos

Este domingo (madrugada del lunes en España), dos bomberos de Los Ángeles fallecieron en el Bosque Nacional Ángeles (ANF en sus siglas en inglés) cuando su vehículo se desplomó por un barranco. Horas antes del suceso, el portavoz del servicio forestal estadounidense declaraba al diario The New York Times que la situación se había puesto "muy fea" y que "todavía hay mucho por arder".

El fuego, que se inició en La Cañada Flintridge, una zona residencial del condado de Los Ángeles, se ha visto favorecido por las altas temperaturas, que alcanzan los 37 grados centígrados. El frente principal ocupa unos 30 kilómetros de este a oeste, y se ha extendido en todas las direcciones, según las autoridades estadounidenses. Alrededor de 2.500 bomberos trabajan en las tareas de extinción. El departamento de Sanidad del condado ha emitido una alerta por el humo, y recomienda que no se realicen actividades al aire libre porque la calidad del aire está deteriorada.

El pasado viernes el gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, declaró el condado en estado de emergencia, lo que ha permitido a las autoridades acceder a los fondos especiales creados para situaciones de peligro.