Nueve policías chechenos perecen en un atentado en Ingushetia

Los atacantes, ocultos en el bosque, han abierto fuego desde varias posiciones sobre una columna de vehículos policiales

Nueve policías chechenos perecieron y otros diez resultaron heridos en una emboscada perpetrada el sábado por la mañana en Ingushetia, un territorio administrativo contiguo a Chechenia en el Cáucaso del Norte ruso. La emboscada se produjo por la mañana en el distrito de Sunzha cuando los atacantes, ocultos en el bosque, abrieron fuego desde varias posiciones sobre una columna de vehículos policiales a medio camino entre los pueblos de Chemulgá y Arshti. Parte de los vehículos se incendiaron y un gasoducto resultó dañado.

Iunusbek Yevkúrov, el presidente de Ingushetia, no se ha recuperado aún del ataque de un suicida que le dejó malherido el 22 de junio. Mientras tanto, la policía de Chechenia prosigue en Ingushetia la operación contra los guerrilleros que operan en la zona de la frontera administrativa entre ambos territorios. El distrito de Sunzha es objeto de litigio entre Chechenia e Ingushetia, que en época de la URSS formaron una sola unidad administrativa.

El presidente interino de Ingushetia, Rashid Gaisánov, anunció una amplia batida en la zona del atentado a la que acudieron refuerzos procedentes de Grozni, la capital de Chechenia. "La naturaleza del ataque a la columna policial indica que fue planeado y realizado por profesionales", dijo el ministro del Interior de Rusia, Rashid Nurgalíev, según el cual, desde su comienzo, la operación policial conjunta ha costado la vida a 30 rebeldes.

El líder de Chechenia, Ramzán Kadírov, anunció que todos los atacantes serán encontrados y liquidados. "Todos sin excepciones serán descubiertos y exterminados. Les espera la muerte en este bosque y les llegará muy pronto", dijo mientras visitaba el lugar del atentado. "Lo sucedido hoy muestra que las medidas contra los terroristas deben ser las más duras. No merecen ninguna clemencia", señaló. El atentado contra Yevkúrov ha dado a Kadírov una oportunidad para ampliar su influencia e intentar ejercer su tutela a los territorios vecinos. Las ambiciones de Kadírov preocupan a sus vecinos ingushes.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50