Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un antiguo guerrillero y un ex presidente se disputarán el poder en Uruguay

Mujica y Lacalle, favoritos para las presidenciales de octubre tras ganar las primarias de sus partidos

Las primarias celebradas el domingo en Uruguay para elegir a los candidatos de los distintos partidos que competirán en octubre por la presidencia de la nación no provocó sorpresas. La batalla la darán José Mujica, alias El Pepe, ex guerrillero tupamaro y ex ministro de Agricultura, por el Frente Amplio, y el ex presidente Luis Alberto Lacalle, por el Partido Nacional. El tercero en discordia, con pocas posibilidades, será Pedro Bordaberry, del Partido Colorado, hijo del ex dictador José María Bordaberry, que está preso por los crímenes cometidos por su régimen.

Lo más significativo de las elecciones primarias (obligatorias según la Constitución uruguaya) es que tanto el Frente Amplio como el Partido Nacional registraron una participación baja pero parecida (44% del posible electorado) lo que puede indicar que el Frente Amplio no tiene la victoria asegurada, como anunciaban sondeos anteriores. Mújica, que ganó a su directo competidor Danilo Astori, por el 54%, aseguró que habría que esforzarse mucho más cara a octubre.

La mayoría de los seguidores del Frente querría que Mújica y Astori formaran una única candidatura, como presidente y vicepresidente, pero eso implicaría una difícil negociación en la que Astori, seguramente, reclamara el control de la economía. Astori era el candidato favorito del presidente saliente, Tabaré Vázquez, pero el Frente Amplio, en el Gobierno desde 2005, ha preferido a Mujica, uno de los políticos más populares del país, respaldado por el Partido Comunista, pero con una seria trayectoria de negociación y de gestión moderada.

En el festejo de su victoria, Mujica se refirió a una renovación política: "El mundo está cambiando. Hay un negro en el gobierno de Estados Unidos, un indio en Bolivia y un Lula en Brasil. Sin odios, que el país sepa que represento a los que vienen de abajo, pero bien sé que nadie es más que nadie". Mújica admitió: "Precisamos a Danilo". Astori fue criticado en su partido por abogar por un tratado de libre comercio con EE UU, en detrimento de Mercosur.

El Partido Blanco, en cambio, se apresuró en definir su fórmula presidencial la misma noche del domingo. Lacalle, que obtuvo el 57,6% de los votos, será secundado por Jorge Larrañaga, de pensamiento nacionalista, que logró el 42,3%. La proclamación del binomio fortalece la unidad partidaria para enfrentar al Frente Amplio. Sin embargo, no será fácil que Lacalle, que en su gobierno abogó sin éxito por las privatizaciones, venza a la coalición gobernante. Vázquez deja el gobierno con altos índices de popularidad y la economía ha sufrido menos de lo temido por la crisis mundial.

En caso de que ninguna fuerza obtenga el 50% de los votos en octubre, el mes siguiente se celebrará una segunda vuelta y entonces podría ser clave la postura del Partido Colorado.