Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La reelección de Ahmadineyad desata disturbios en Teherán

Partidarios del reformista Musaví se enfrentan a la policía en la capital de Irán

Miles de seguidores del candidato opositor de Irán, Hossein Musaví, han tomado hoy las calles de la capital, Teherán, tras conocerse la victoria del actual presidente, Mahmud Ahmadineyad. Hasta 3.000 personas han participado en las protestas, las mayores desde la Revolución islámica de 1979. Los seguidores de Musaví se han enfrentado con la policía, que ha utilizado gases lacrimógenos para disuadirlos.

La polémica se ha disparado en Teherán después de que el ministerio del Interior concediera una contundente y sorprendente victoria al presidente, con el 70% de los votos. Nada más cerrarse las urnas, Musaví se atribuyó la victoria y denunció numerosas irregularidades en favor del presidente. "La actitud de este Gobierno ha sido muy mala porque no ha sabido aceptar el comportamiento de la gente que quería un cambio. Estoy seguro de que quien finalmente ha ganado estas elecciones he sido yo", ha dicho. "Mucha gente ha salido a la calle y ha votado y eso significa que han entendido la situación que atraviesa el país. Lo que ha sucedido hoy es increíble", ha añadido Musaví.

Esta mañana, además, Musaví ha hecho público un comunicado en el que expresa su "enérgica protesta" por los resultados de las elecciones. Musaví denuncia "las muchas y obvias violaciones" registradas en la votación, que afectan "a los pilares de la República islámica" y que incluso podrían desembocar "en el establecimiento de una tiranía" en Irán.

La líder del Consejo Nacional de la Resistencia Iraní (CNRI), Maryam Rajavi, ha pedido a la Unión Europea y a Estados Unidos que declaren "no válidas" las elecciones presidenciales celebradas en Irán, que ha calificado de "farsa". La secretaria de Estado de EE UU, Hillary Clinton, ha declarado que su país está observando los resultados publicados y que espera que los mismos reflejen la voluntad del pueblo.

El líder supremo apoya a Ahmadineyad

Pese a las reiteradas quejas de Ahmadineyad, la máxima autoridad de Irán, el líder supremo Ali Jamenei, ha hecho público un apoyo total al candidato ultraconservador. En un mensaje a la nación, el ayatolá pidió a todos los aspirantes que aceptaran el veredicto de las urnas, y les conminó a colaborar con el nuevo presidente. Ahmadineyad ha calificado los resultados electorales de "gran victoria" y ha declarado que el escrutinio ha sido "totalmente libre".

El ministerio del Interior ha insistido en que con el 94% de los votos escrutados, Ahmadineyad ha conseguido el 64,78% de los sufragios, el doble que su rival, en unas elecciones que han registrado una participación sin precedentes, del 75% de la población con derecho a voto. En cualquier caso, una vez escrutados el 100% de los votos, los resultados tendrán que ser ratificados por el Consejo de Guardianes, máxima autoridad en el proceso electoral.

Poco antes del cierre de los colegios anoche, la policía iraní ya había aislado el ministerio del Interior para evitar ataques. La zona, donde se encuentra también el cuartel general electoral de Musaví, estaba esta mañana cercada por policías y por grupos de milicianos que patrullan en moto, que se han enfrentado a la policía.