Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un antisemita mata a tiros a un vigilante del Museo del Holocausto en Washington

Los disparos de James Von Brunn han sido repelidos por los agentes, que han dejado al agresor en estado crítico

Un anciano de 88 años armado con un rifle irrumpió ayer en el museo del Holocausto de la ciudad de Washington y abrió fuego matando a un guarda de seguridad. El asaltante, identificado como James Von Brunn, es conocido dentro de los grupos de derechos civiles por su activo antisemitismo y su discurso sobre la supremacía blanca. Von Brunn fue alcanzado por un disparo de uno de los agentes de seguridad del museo que repelieron el ataque y anoche se encontraba ingresado en el hospital George Washington en estado crítico. Una tercera persona resultó herida leve como consecuencia de las esquirlas de cristal causadas por los disparos.

El incidente causó conmoción en la capital de la nación. Cuando todavía no se conocían todos los detalles se temió que un tiroteo en un lugar tan abarrotado de público -y a 500 metros de la Casa Blanca, ocupada por un presidente negro, lo que elevó la alarma- como es el Museo del Holocausto (con cerca de 1,5 millones de visitas por año) pudiera acabar con un alto número de víctimas. Abierto en 1993, la exhibición recoge la memoria del Holocausto que hace más de medio siglo dejó seis millones de judíos muertos en Europa y está rodeado de fuertes medidas de seguridad. Cada día, decenas de autobuses escolares depositan a niños en sus puertas y cientos de turistas se adentran en sus dolorosas galerías.

Los testimonios recogidos de las personas que fueron evacuadas nada más producirse el asalto hablaban de conmoción, sorpresa y temor. "Nos dijeron que saliéramos deprisa", explicó Ashley Camp, 14 años, de visita escolar en el museo. "Poco antes habíamos oído lo que parecían disparos pero no le dimos importancia". William Cohen, ex secretario de Defensa con Bill Clinton, vivió la experiencia de cerca, ya que su esposa, la periodista de raza negra Janet Langhart Cohen, tenía previsto estrenar hoy una obra de teatro en el museo basada en la historia de Anna Frank y Emmett Till, un joven negro linchado en Misisipi en 1955 por silbar en un piropo a una mujer blanca.

Von Brunn es un negacionista que afirma que "El diario de Anna Frank" es una invención, que la joven Frank nunca existió. El tiroteo de ayer se produce justo dos días antes de que la adolescente judía muerta en el Holocausto hubiera cumplido 80 años. Anoche, los motivos que llevaron al anciano Von Brunn a cometer el asalto permanecían desconocidos. Si se sabe que este hombre, residente en el Estado de Maryland, tenía antecedentes penales. En 1983 fue condenado a seis años de prisión tras intentar secuestrar a miembros de la Junta Directiva de la Reserva Federal a los que consideraba responsables de los altos intereses bancarios y el empobrecimiento de la nación. Varios escritos atribuidos a Von Brunn y que circulan por internet aseguran que existe "una conspiración judía para destruir el gen blanco".