Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francia admite que es una "mala noticia" que los restos encontrados no sean del Airbus

El Gobierno de París pide prudencia y recuerda que sus barcos y aviones "no han visto nada"

El secretario de Estado francés de Transportes, Dominique Bussereau, ha pedido este viernes nuevamente "prudencia" sobre los trabajos llevados a cabo para averiguar las causas del accidente del A330 de Air France que se precipitó al Atlántico el pasado lunes con 228 personas a bordo y ha admitido que es una "mala noticia" que los restos recuperados por la Marina brasileña no correspondan a la aeronave siniestrada.

"Las autoridades francesas dicen desde hace varios días que hace falta tener una extrema prudencia", ha declarado el secretario de Estado en la emisora RTL, donde también ha recordado que los aviones y los buques franceses "no han visto nada". "Son nuestros amigos brasileños los que habían visto cosas que creían que procedían de este avión", ha subrayado antes de dejar claro que no cuestiona la labor de los brasileños, "hermanos en el dolor", ha reseñado.

En la misma línea, los responsables franceses de la investigación solo confirman que el aparato volaba cerca de una zona de mal tiempo y que se registró "incoherencia" en los datos sobre su velocidad. En el estado actual de las pesquisas, esos son los "únicos elementos" que pueden darse como "establecidos", añaden al mismo tiempo que agregan que el sábado se ofrecerán nuevos detalles en una conferencia de prensa.

Las declaraciones de Bussereau se han producido después de que el Ejército brasileño pusiera en duda el jueves por la tarde (madrugada en España) que los primeros restos recuperados -una pieza de 2,5 metros cuadrados utilizada para la acomodación de la carga en el avión y dos boyas- en el océano Atlántico pertenezcan al Airbus siniestrado. Un portavoz militar, el general Ramon Borges Cardoso, ha explicado que los últimos objetos sacados de la zona donde se concentra la búsqueda no mostraban ningún indicio de pertenecer al vuelo AF-447. "No, ningún material del avión fue recogido", dijo Cardoso.

Los militares esperaban encontrar al menos una placa de Air France o algún material de serie del modelo de avión accidentado, según informa La Folha de Sao Paulo. Más aún, tampoco la mancha de combustible de 20 kilómetros fotografiada desde el aire pertenecía al avión. Se trata de aceite derramado por barcos. El error se debió, según fuentes militares, a que dichos objetos, entre ellos un pedazo de madera que supuestamente pertenecía al soporte de los maleteros dentro del avión, habian sido hallados en el lugar en que, según las hipótesis habría caído el Airbus.

Once aviones de tres países

Por tercera jornada consecutiva, los equipos de rescate continuaron este jueves peinando un radio de 200 kilómetros de la zona, a unos 700 kilómetros del archipiélago Fernando de Noronha, donde se cree que se estrelló el aparato. Cinco nuevos aviones militares han sido desplazados hacia la zona de las búsquedas. Tres son brasileños (C-130 Hércules); uno estadounidense (P-3 Orion) y uno francés (Falcon 50). En el área se encuentran ya dos naves de la Marina. En total están movilizados 11 aviones. Según una nota oficial de la Marina, un helicóptero Black Hawk H-60, con base en Fernando de Noronha, está participando por primera vez en las misiones de búsqueda a 110 kilometros al noreste del archipiélago.

Según el director del departamento de Control del Espacio Aéreo, hay 150 personas movilizadas en Natal, Recife y Fernando de Noronha para participar en la la búsqueda y el análisis de los materiales que vayan siendo recuperados.

Por ahora, no se han recibido las señales que debería emitir la caja negra que, ante la falta de pistas más concretas sobre las causas del accidente, es lo único que puede sacar del misterio lo ocurrido con el vuelo AF447, afirman distintos especialistas. Aunque, según los expertos, hay que darse prisa porque solo emiten señales durante un mes después de ocurrido el accidente.

Airbus envía recomendaciones a las aerolíneas tras el siniestro

Airbus, tras la desaparición de un A330-200 de Air France, ha emitido esta madrugada una recomendación a todas las aerolíneas que cuentan con aviones del constructor aeronáutico europeo en su flota, para recordarles la importancia del mantenimiento de la velocidad en caso de datos "inconsitentes".

Concretamente, Airbus ha recordado que en el caso de que los datos sobre la velocidad del avión sean "poco fiables", debido a divergencias de los diversos aparatos, el piloto debe mantener "el empuje de los motores y la velocidad". "Es una forma de asegurar que el avión va a seguir volando", han recalcado tras insistir en que es una recomendación que afecta a "todos los aviones de Airbus, no solamente a los A330".

Más información