Brasil libera por falta de pruebas al sospechoso de integrar la red de Al Qaeda

El ciudadano, de nacionalidad libanesa,había sido detenido por la Policía Federal el pasado 25 de abril por propagar "contenido racista" en la red de internet, según la prensa brasileña

La Justicia de Brasil liberó por falta de pruebas a un ciudadano libanés señalado por Estados Unidos como un supuesto miembro de la red terrorista Al Qaeda, ha informado hoy la prensa brasileña. El libanés, identificado sólo como "K" y que se dedica a la venta y reparación de equipos informáticos en Sao Paulo, había sido detenido por la Policía Federal el pasado 25 de abril por propagar "contenido racista" en la red de internet, según el diario Folha de Sao Paulo.

El mismo diario había publicado ayer que "K" era uno de los responsables de las comunicaciones internacionales de la red terrorista. "K" fue detenido por orden del juez Alexandre Cassettari, del cuarto Juzgado Federal Criminal de Sao Paulo, quien el pasado 18 de mayo ordenó su puesta en libertad.

Cassettari explicó que el caso "interesa" a autoridades extranjeras que, sin embargo, no tomaron medidas para concluir la investigación durante los 21 días que estuvo detenido el libanés. La procuradora federal Ana Letícia Absy señaló el martes que el Ministerio Público considera que las investigaciones "no comprobaron que el preso en Sao Paulo es miembro de Al Qaeda" y admitió que la detención se efectuó en base a investigaciones conjuntas de la policías de Brasil y Estados Unidos.

Las sospechas se fundamentaron en "la existencia de un foro cerrado en la red de internet, publicado en lengua árabe, con mensajes discriminatrios y antiestadounidenses", apuntó Absy. Según las investigaciones hechas en Brasil, dicho foro tenía nexos con Al Qaeda a través de una organización denominada "Jihad Media Battalion" que incita al odio contra los occidentales y fomenta el antisemitismo.

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, confirmó el martes la detención del sospechoso al ser preguntado sobre el asunto en una rueda de prensa conjunta con su homólogo de Venezuela, Hugo Chávez. Lula manifestó que la investigación se llevaba a cabo de forma discreta y criticó las informaciones "filtradas" del caso desde el exterior.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS