Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ejército de Sri Lanka difunde las imágenes del cádaver del líder de los tigres tamiles

Los rebeldes niegan la muerte de Vellupillai Prabhakaran.- El presidente de Sri Lanka se felicita por haber eliminado a los "terroristas" tamiles

Un día después de anunciar la victoria final contra la guerrilla tamil, el Ejército de Sri Lanka ha mostrado hoy el cuerpo sin vida de Vellupillai Prabhakaran, líder de de Tigres de Liberación de la Tierra Tamil (LTTE), al que los rebeldes veneraban como un dios. Sin embargo, los medios afines a los tamiles niegan la muerte de su guerrillero más simbólico y representativo.

Si ayer se difundió la noticia a través de SMS por la isla, hoy las televisiones de Sri Lanka muestran en las últimas horas una imagen que puede convertirse en histórica. Una instantánea en la que aparece el cadáver de Prabahakaran, que se antoja como el golpe de gracia ceilandés a los guerrilleros tamiles, en lucha armada contra el Gobierno de Colombo desde 1983.

La guerrilla, por su parte, ha desmentido la noticia de la muerte de su líder, publicitada ayer por varias fuentes oficiales, entre ellas portavoces del Ejército.

Prabhakaran adiestró, según los expertos, la guerrilla más disciplinada de la historia, especializada en ataques suicidas. Entre las víctimas de sus atentados se encuentran el presidente de Sri Lanka, Ranasinghe Premadasa, y el ex primer ministro de India, Rajiv Gandhi.

La estampa es la misma que se pudo ver ayer de su hijo, Charles Anthony, heredero natural del carismático Prabahakaran al frente de los rebeldes tamiles. Abatido en el suelo, con los ojos perdidos en ninguna parte y rodeado de militares esrilanqueses que se congratulan ante la valiosa pieza.

Felicitación

Es lo que ha hecho el presidente del país, Mahinda Rajapaksa. El combativo mandatario esrilanqués se ha felicitado hoy por haber destruido "completamente" al LTTE y ha abogado por la integración de la minoría tamil en Sri Lanka.

"Nuestro objetivo era proteger a los tamiles de las garras del LTTE. Para proteger a los civiles tamiles inocentes nuestros soldados sacrificaron sus vidas", ha dicho Rajapaksa en el Parlamento entre aplausos de los diputados. "La victoria que hemos alcanzado derrotando al LTTE es la victoria de nuestro país, nuestra patria. Proteger a la población tamil es mi responsabilidad y mi deber", ha añadido.

"Todos deberían vivir sin miedo. Deberían vivir con los mismos derechos. Esa es también mi expectativa. Estar unidos y construir este país independiente. Hoy hemos liberado al país de las garras del LTTE", ha asegurado. Rajapaksa ha recordado que la guerrilla es la autora de magnicidios como el del ex primer ministro indio, Rajiv Gandhi y el ex presidente ceilanés, Ranasinghe Premadasa. Según sus palabras, los tigres tamiles han sido "una de las mayores organizaciones terroristas en el mundo".

"Tenían su propia administración, estaciones de policía y tribunales. Usaban tanto dinero que todavía hay que contarlo... Nuestras tropas lograron derrotarlos (...) Hemos fijado un ejemplo para todo el mundo", ha dicho Rajapaksa.

Ofensiva militar

El Ejército ceilanés logró aniquilar ayer la última bolsa de resistencia guerrillera en el transcurso de un intento desesperado de los rebeldes para romper el cerco en el que se encontraban. Apenas ocupaban unos kilómetros cuadrados, cuando años atrás llegaron a tener un Estado tamil de facto con Gobierno y administraciones en la península de Jaffna. El ataque militar de ayer dejó 352 muertos entre los tigres tamiles.

La ofensiva del Ejército en los últimos meses ha causado unos 265.000 desplazados, que el Gobierno ha confinado en campamentos de los que, según denuncian las organizaciones de ayuda, no tienen permiso para salir. Desde 1983, la guerra civil que ha asolado a la conocida lágrima de la India ha matado a unas 70.000 personas.

Rajapaksa ha pedido hoy ayuda internacional para reconstruir el norte del país, el antiguo feudo guerrillero donde se concentra la población tamil del país, y ha pedido a la diáspora de esa etnia que cese en su ayuda al LTTE.

Un conflicto de 26 años de historia

- Nacen los tigres. La muerte en 1983 de 13 soldados en un ataque tamil provoca el inicio de la guerra.

- India entra en guerra. Tras armar a los tigres, Nueva Delhi envía tropas para imponer un acuerdo de paz en 1987. Mueren más de 1.000 soldados indios.

- Asesinato de Rajiv Gandhi. Un terrorista vinculado a los tigres asesina en 1991 al primer ministro indio, Rajiv Gandhi. Dos años después, otro atentado mata al presidente de Sri Lanka, Premadasa.

- Alto el fuego. La mediación de Noruega logra acallar los combates en 2002. Un año después los tigres dejan las negociaciones.

- Batalla final. Se reanudan la lucha tras la elección en 2005 del presidente Rajapaksa, partidario de la vía militar. Desde entonces, el Ejército ha recuperado todo el territorio y aprovechado la oportunidad de descabezar a la guerrilla.

Más información