Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Si usted está viendo este mensaje, es que fui asesinado por el presidente"

Un abogado muerto a tiros deja un vídeo en el que acusa directamente al mandatario guatemalteco, Álvaro Colom

"Lamentablemente, si usted está viendo este mensaje es que yo, Rodrigo Rosenberg Marzano, fui asesinado por el señor presidente Álvaro Colom, con ayuda de don Gustavo Alejos [secretario privado de la Presidencia], y del señor Gregorio Valdez [empresario vinculado al Gobierno]". Son palabras que dejó grabadas en un vídeo el abogado muerto a tiros el pasado domingo en la capital guatemalteca, en el que responsabiliza de su fallecimiento al presidente de su país y sus más cercanos colaboradores.

La cinta, de 18 minutos de duración y supuestamente grabada por él mismo, que se reproduce en los portales de los diarios locales Prensa Libre y El Periódico, ha conmocionado a Guatemala, donde este lunes circularon cientos de copias en las exequias de Rosenberg. En ella se puede ver al abogado sentado en un escritorio explicando los motivos por los que fue ordenado su asesinato. "La razón por la que estoy muerto es porque hasta el último momento fui abogado del empresario Khalil Mussa y su hija Marjorie Mussa", ambos también asesinados a tiros el pasado 14 de abril por negarse a encubrir "los negocios ilegales y millonarios que se negocian día a día en Banrural [Banco de Desarrollo Rural, de capital mixto], y que "van desde el lavado de dinero hasta el desvío de fondos públicos a programas inexistentes de la señora del presidente, Sandra de Colom, así como la financiación de empresas de papel utilizadas por el narcotráfico", según una declaración escrita que dejó Rosenberg junto al vídeo.

Rosenberg, de 47 años, con una larga trayectoria en el mundo académico y asesor de varias empresas, fue asesinado el domingo en las cercanías de su residencia, en un barrio exclusivo del sur de la capital, por hombres que iban en dos vehículos no identificados. Al final del vídeo, Rosenberg hace un llamamiento al vicepresidente Rafael Espada para que sea "el primero en encabezar un movimiento para recuperar nuestra Guatemala, y hacer que se cumpla la ley con ayuda de todos los buenos guatemaltecos que le apoyan sin reservas".

El Gobierno guatemalteco, que ha negado la implicación del presidente, habla de una "conspiración" para desestabilizar al país. "El Gobierno está dispuesto a pedir apoyo a cualquier país u otro organismo internacional para que se aclare el crimen", ha declarado el portavoz de la Presidencia, Fernando Barillas.

El fiscal general, Amilcar Velásquez, que se ha negado a hacer comentarios sobre el testimonio de Rosenberg, ha ordenado una investigación para determinar su autenticidad.