EE UU reemplaza a su comandante jefe en Afganistán

El general David McKiernan, que ha estado en su puesto menos de un año, será sustituido por el actual director del EStado Mayor Conjunto estadounidense

Las complicaciones en seguridad en Afganistán ya se han cobrado la primera víctima. El secretario de Defensa de EE UU, Robert Gates ha anunciado este lunes que reemplaza al comandante estadounidense y jefe de la OTAN en Afganistán, el general David McKiernan, quien ha estado en el cargo menos de un año. Gates, que visitó el país centroasiático la semana pasada, ha dicho a los periodistas que es necesario tener una nueva visión, en momentos en que Estados Unidos está cambiando su estrategia en la lucha contra la insurgencia en Afganistán.

"Éste es el momento correcto para hacer el cambio", ha dicho Gates a la prensa. "Nuestra misión allí requiere de un nuevo enfoque, nuevas ideas de nuestros líderes militares". El jefe del Pentágono ha contado que pidió la renuncia a McKiernan y recomendó como sustituto al general Stanley McChrystal, actual director del Estado Mayor Conjunto estadounidense, para que lidere a los 45.000 soldados estadounidenses y cerca de los 32.000 efectivos pertenecientes a la OTAN. Funcionarios de Defensa, citados por The New York Times, dijeron que la salida del general McKiernan se debe a lo que han descrito como la aplicación de "enfoques convencionales" en lo que se ha convertido en el desafío militar más complicado de la historia estadounidense.

McChrystal es un ex comandante de fuerzas de operaciones especiales familiarizado con el combate de contrainsurgencia, estrategia adoptada por la Administración Obama para combatir la creciente amenaza de los talibanes y otros grupos de militantes en Asia Central.

Este cambio se produce mientras los altos mandos del Ejército estadouniense, entre ellos el general David Petraeus, que supervisa la estrategia militar de Estados Unidos en la región, aplican la nueva estrategia del presidente Obama para Afganistán y Pakistán.

McKiernan, que se convirtió el pasado junio en comandante de la OTAN en Afganistán y que desde otoño es el jefe del Estado Mayor Conjunto, es quien ha diseñado el plan de aumento de tropas que elevará los efectivos estadounidenses destacados en Afganistán hasta 68.000 para finales de este año. A finales de diciembre de 2008 había unos 32.000 soldados. McKiernan quiere que se envíen 10.000 soldados más en 2010, pero Gates se ha mostrado reacio ha superar los 68.000.

El nuevo plan de Obama para Afganistán y Pakistán consiste en un aumento de la presencia militar para poner fin al deterioro de la seguridad, un incremento de la ayuda civil y ayuda al desarrollo y una posible reconcliación entre el Gobierno afgano y algunos miembros de los talibán.

Lo más visto en...

Top 50