Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dimite el responsable que autorizó el vuelo del Air Force One sobre Manhattan

El director de la oficina militar de la Casa Blanca asegura que la polémica desatada le hace "imposible" continuar en el cargo

Hace dos semanas, y aún sensibles por los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, la ciudad de Nueva York se asustó gratuitamente a causa de una sesión de fotos realizada a un Air Force One que sobrevolaba la isla de Manhattan. Este viernes, el presidente de EE UU, Barack Obama, que afirmó sentirse "indignado" al conocer el incidente, ha aceptado la dimisión que le ha presentado el mando militar que autorizó el polémico vuelo.

El director de la oficina militar de la Casa Blanca y ex secretario de Defensa para el Ejército, Louis Caldera, ha indicado en su carta de dimisión -distribuida por la Casa Blanca- que la polémica que se ha desatado le hace "imposible" continuar en el cargo. Su renuncia se produce tras la conclusión de una investigación interna ordenada por Obama sobre lo sucedido y que estuvo encabezada por Jim Messina, el jefe adjunto de Gabinete de la Casa Blanca.

"Si [Caldera] hubiera sido consciente de que este vuelo iba a causar tantos problemas o cualquier tipo de vergüenza al presidente o a la propia Casa Blanca", señala un comunicado distribuido por el portavoz de la Administración Obama, Robert Gibbs, "nunca lo hubiera permitido."