Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Teherán acusa a una periodista iraní-estadounidense de espionaje

Roxana Saberi, de 31 años, trabaja como 'freelance'.- Hillary Clinton pide su pronta liberación

Una periodista iraní-estadounidense, detenida a finales de enero en Teherán, ha sido acusada de espionaje, informa la agencia iraní de noticias ISNA. La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, ha expresado la preocupación de Washington por el caso y ha pedido su pronta liberación.

Roxana Saberi es una periodista 'freelance' de 31 años, nacida en Estados Unidos, que ha trabajado para la BBC, la Radio Pública Nacional de EE UU y otros medios. La joven fue arrestada en enero después de que expirara su acreditación periodística.

La agencia ISNA cita a un juez, subjefe de la oficina del fiscal, que dijo que Saberi había realizado "actividades de espionaje" y que había "aceptado" la acusación. La television estatal, que cita a otro juez, dice que la periodista recopilaba información e inteligencia y la transmitía a los servicios de inteligencia estadounidenses.

Según el código penal iraní, el espionaje es castigado con la pena de muerte. En noviembre pasado, Teherán ejecutó a un empresario iraní que fue condenado por espiar asuntos militares para Israel.

El abogado de Saberi ha informado que la periodista está bien de salud física y mental. Está recluida en la cárcel de Evin, donde, según los grupos de derechos humanos, son recluidos los prisioneros políticos.

La joven, que creció en Dakota del Norte, lleva seis años viviendo en Irán.