Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Cumbre UE-EE UU

Obama dice que dará "pasos concretos" para acabar con el armamento nuclear

El presidente de EE UU menciona en su discurso en Praga el derecho de Irán a tener energía nuclear

El presidente de EE UU, Barack Obama, que se encuentra en Praga en una cumbre entre EE UU y la Unión Europea, ha dicho en su discurso que su país está comprometido a buscar la paz "en un mundo sin armamento nuclear" y que en ese sentido piensa dar "pasos concretos" para que no prolifere este tipo de armamento. Sin embargo, ha reconocido que el objetivo no es algo que se alcanzará con facilidad, "quizás no se consiga durante mi vida".

En cualquier caso, como primer paso, el presidente estadounidense ha propuesto la firma, por parte de su país, del Tratado de Prohibición Total de Ensayos Nucleares, que ya ha sido firmado por 148 países pero que solo entrará en vigor si lo suscriben EE UU, China, India, Indonesia, Pakistán, Israel, Egipto y Corea del Norte. También ha propuesto Obama una cumbre contra la proliferación de armamento nuclear y un nuevo tratado internacional "que ponga fin de manera verificable a la producción de materiales fisibles destinados al armamento nuclear". "La existencia de miles de armas nucleares es el legado más peligroso de la Guerra Fría", ha dicho Obama. "El riesgo de un ataque nuclear ha aumentado" porque más países cuentan con un arsenal atómico.

Obama se ha referido también a la amenaza iraní. El presidente estadounidense ha reconocido el derecho de Irán a tener energía nuclear, pero considera que su programa es peligroso para la seguridad del resto del mundo. "Mientras exista la amenaza iraní seguiremos adelante con el sistema de misiles", ha advertido.

También se ha referido en su discurso, pronunciado en la plaza Hradcani de Praga, al lanzamiento del misil de largo alcance por parte de Corea del Norte la pasada madrugada. Este país, ha dicho, "violó las reglas" y "debe aprender que el camino hacia el respeto internacional no se alcanza mediante las amenazas".

Ha pedido, en Praga, un aumento de los recursos para fortalecer el régimen de inspecciones internacionales y mecanismos más firmes para disuadir a los países que violan los acuerdos internacionales contra la proliferación nuclear.