Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ONU no logra una postura unánime frente al desafío coreano

Las conversaciones del Consejo de Seguridad continuarán en los próximos días.- China y Rusia rechazan imponer nuevas sanciones sobre Corea del Norte.- Pyongyang lanzó en la madrugada del domingo un cohete que levantó las sospecha de Seúl, Washington y Tokio.

La reunión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas convocada de urgencia este domingo por la noche ha finalizado sin que sus 15 miembros hayan podido lograr una postura unánime frente al desafío emitido por Corea del Norte al lanzar un cohete de largo alcance. "Los miembros del Consejo de Seguridad han acordado continuar las consultas acerca de la respuesta más apropiada", ha dicho el embajador de México en la ONU, Claude Heller, actual presidente de turno del Consejo.

Estados Unidos, Japón y Corea del Sur consideran que la acción de Corea del Norte constituye una violación de la resolución 1718 de la ONU que prohíbe al régimen de Pyongyang desarrollar misiles balísticos o lanzarlos. "Las leyes deben ser vinculantes. Las violaciones han de ser castigadas. Las palabras deben significar algo", ha dicho el presidente de EE UU, Barack Obama, desde Praga horas antes de la reunión del Consejo de Seguridad, informa The New York Times.

La embajadora estadounidense ante la ONU, Susan Rice, ha dicho en declaraciones a la televisión ABC que "la postura de Estados Unidos es que esta es una grave violación y que merece una respuesta apropiada y fuerte de Naciones Unidas". "Estados Unidos coopera estrechamente con Japón y mantendremos consultas con nuestros socios del consejo para intentar lograr la respuesta más fuerte y apropiada que podamos conseguir", añadió Rice.

Sin embargo, China y Rusia, ambos con derecho a veto en el Consejo de Seguridad, han dejado claro que impedirán la aprobación de cualquier resolución que suponga nuevas sanciones a Pyongyang. Además, no están seguros de que el lanzamiento suponga una violación de las resoluciones de la ONU.

Japón pide una respuesta clara y unificada

El encuentro había sido solicitado por el embajador de Japón ante la ONU, Yukio Takasu, en una carta enviada al presidente del Consejo de Seguridad. El artefacto, cuya misión era colocar un satélite de comunicaciones en órbita, asegura Pyongyang, sobrevoló Japón sin causar daños y, según fuentes militares japonesas y estadounidenses, se habría precipitado al mar. "Se han hecho serios esfuerzos diplomáticos para que Corea del Norte no realizara ese lanzamiento que afecta a la seguridad de Japón y a los japoneses", ha afirmado el embajador nipón y ha subrayado que aunque el lanzamiento no ha causado daño a su país, "la situación no cambia. Su intención era la de ser una amenaza a la paz y la seguridad internacional, no solamente la de Japón". "Del Consejo debe de salir una respuesta clara y unificada, y que la mejor forma sería una resolución", ha asegurado Takasu.