La fiscalía pide la detención del principal líder de la oposición de Venezuela

Manuel Rosales, acusado de corrupción, dice que se siente perseguido por Hugo Chávez

La fiscalía venezolana ha pedido una orden de detención del líder de la oposición Manuel Rosales, que ha sido acusado formalmente de enriquecimiento ilícito. Un tribunal tendrá que decidir en 20 días si encarcela al político, que fue rival del presidente Hugo Chávez en las elecciones de 2006.

La amenaza de detención de Rosales, anunciada hoy por el fiscal Katiuska Plaza, es el último movimiento contra la oposición a Chávez, quien el mes pasado ganó un referéndum crucial que le permitirá presentarse a las elecciones de forma indefinida (hasta entonces, había un límite de dos mandatos de seis años).

En la actualidad, Rosales es alcalde de Maracaibo, la segunda ciudad venezolana y que vive del petróleo. El año pasado, Chávez amenazó con detener a Rosales antes de unas elecciones en las que la oposición obtuvo una importante victoria en varias ciudades y provincias clave.

Más información

Desde su victoria en el referéndum del 15 de marzo, el dirigente venezolano ha aumentado la presión sobre sus rivales políticos, ha arrebatado el control de puertos y carreteras a los estados y expropiado tierras y una compañía arrocera.

Mientras tanto, Manuel Rosales y otros políticos acusan a Chávez de violar la Constitución, perseguir a la oposición y acaparar un poder excesivo en Venezuela.

Lo más visto en...

Top 50