Gordon Brown: "El proceso político es ahora inquebrantable"

El primer ministro británico visita el lugar del atentado.- Gerry Adams, líder del Sinn Fein, afirma que los autores del atentado carecen tanto de apoyo popular como de financiación y estrategia

El proceso de paz en Irlanda del Norte permanece "inquebrantable", proclamó este lunes Gordon Brown tras visitar la base militar del condado de Antrim, blanco de un atentado del disidente IRA-Auténtico, en el que murieron dos soldados y otras cuatro personas resultaron heridas el pasado sábado. Las palabras del primer ministro británico apuntan contra el temor a un regreso de la violencia en el Ulster a los once años de la firma de los Acuerdos del Viernes Santo, que sellaron el finiquito de la lucha armada y han acabado traduciéndose en el actual gobierno conjunto de los unionistas radicales y los republicanos del Sinn Fein, brazo político del IRA.

"Lo que he visto esta mañana es la unidad del pueblo norirlandés y de sus partidos políticos", declaró Brown tras reunirse en Stormont con el ministro principal y líder de los protestantes del ala dura, Peter Robinson, y con su número dos en el Ejecutivo, el republicano Martin McGuinness. Frente a las acciones de los terroristas, subrayó, "todos ellos y yo mismo queremos lanzar al mundo el mensaje de que el proceso político no va a ser ahora ni nunca quebrantado".

Más información
Violencia sin futuro
La paz se tambalea en Irlanda del Norte
El Sinn Fein llama al apoyo ciudadano contra el terrorismo

Las condenas al ataque contra la base de Massereene fueron inmediatas desde todos los frentes políticos, incluyendo la convicción expresada por Gerry Adams, líder del Sinn Fein, de que sus autores carecen tanto de apoyo popular como de financiación y estrategia para alcanzar el objetivo de "una Irlanda Unida". Avala esa tesis un reciente informe del jefe de la rama especial de la policía de Belfast, Drew Harris, en el que se concluye que la disidencia del IRA Auténtico "sólo tiene capacidad para asesinatos o ataques esporádicos y, en sus propios términos, considerarlo un éxito".

A la hora de repartir responsabilidades, Adams recalcó el "gran error" cometido por el jefe de la policía norirlandesa, Hugh Orde, al reconocer tan sólo 36 horas antes del atentado que había movilizado a especialistas del Ejército británico para seguir a republicanos disidentes sospechosos de estar planeando el asesinato de un alto cargo policial. "La intervención de esos agentes en el pasado, totalmente irresponsable, provocó el mismo sufrimiento que por desgracia están viviendo en este momento las familias de los dos soldados británicos muertos", ha dicho a la BBC. El otrora rostro más emblemático de la lucha republicana matizó que "eso no justifica lo ocurrido", pero también advertía sobre el recurso al Ejército británico para combatir a los disidentes del proceso de paz: "Ni los republicanos, ni los patriotas, ni los demócratas quieren su regreso".

El dirigente del Sinn Fein apeló a la unidad de los políticos norirlandeses, a su habilidad para "permanecer tranquilos" mientras se desarrolla la investigación del cruento episodio, cuya clave se centra en las cámaras de circuito cerrado instaladas en el recinto militar. Las dos víctimas mortales, los soldados Mark Quinsey (23 años) y Cengiz "Patrick" Azimka (21), no estaban de servicio, porque ese mismo domingo iban a partir en misión hacia Afganistán. A las 21.40 hora local cruzaron la entrada de la base del 38 Regimiento de Ingenieros para recoger unas pizzas que habían encargado. Dos pistoleros dispararon contra ellos desde pocos metros y, tras aproximarse a la entrada, lanzaron una nueva ráfaga con fusiles ametralladores. Alcanzaron también a otros dos soldados y a los dos trabajadores de la pizzería, entre ellos un inmigrante polaco de 32 años que ayer permanecía en estado crítico.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Sobre los autores del primer asesinato de militares británicos en los últimos doce años, Brown dijo que "son terroristas que no tienen espacio en la política de Irlanda del Norte". Esta escisión del Ejército Republicano Irlandés, consumada en 1997 frente a la "traición" que entrañaba la negociación política con vistas a los Acuerdos del Viernes Santo, perpetraba al año siguiente en Omagh el más grave atentado registrado en conflicto norirlandés, que mató a 29 personas, entre ellos dos españoles. Sus miembros han permanecido activos con acciones menores, aunque la detención de su jefe, Michael McKevitt, en 2001, supuso un golpe considerado entonces devastador. Unos tres centenares de militantes integran hoy ese grupúsculo, de envergadura reducida pero con la voluntad de matar ahora demostrada intacta.

El primer ministro británico, Gordon Brown, visita en el interior de su coche oficial la base militar de Massereene.
El primer ministro británico, Gordon Brown, visita en el interior de su coche oficial la base militar de Massereene.EFE
La policía norirlandesa busca a los autores del atentado contra la base militar inglesa.VNEWSundefined

Una década en busca de la pacificación

- El Acuerdo de Viernes Santo de 1998 acaba con 30 años de lucha (3.600 muertos) entre grupos armados protestantes y católicos, la policía militarizada del Ulster (RUC) y el Ejército británico. El acuerdo crea un Gobierno de unidad, establece que cualquier decisión respete el voto de la población y hace de la RUC una policía civil.

- 29 personas mueren en Omagh el 15 de agosto de 1998 en el atentado del IRA-Auténtico, escisión opuesta a los acuerdos de paz. Mueren dos españoles en la peor matanza en tres décadas.

- Londres suspende la autonomía indefinidamente en octubre de 2002 tras conocerse el espionaje del IRA en Stormont, sede del Gobierno y del Parlamento.

- El IRA anuncia el desmantelamiento definitivo de sus arsenales en julio de 2005, paso que pedían los protestantes para seguir adelante con el proceso.

- Londres ordena la restauración de la autonomía en marzo de 2007 para forzar un acuerdo entre las partes.

- El grupo protestante más importante, el UDA, renuncia al terrorismo en noviembre de 2007.

- Ian Paisley, el líder protestante más radical, anuncia su retirada el 4 de marzo de 2008, despejando el camino a sectores protestantes más moderados.

- Alertas sobre la creciente actividad de disidentes del IRA desde otoño de 2008.

Escisiones del IRA

- IRA-Auténtico. Escisión opuesta a las negociaciones que llevaron al Acuerdo de Viernes Santo. Cometió el atentado de Omagh. En activo.

- IRA de la Continuidad. Brazo armado desde 1997 del Sinn Fein Republicano, escisión del Sinn Fein contraria a la participación de sus cargos electos en las instituciones. En activo, aunque muy debilitado.

- INLA. Grupo creado en 1974 desde la órbita del IRA, que sumó a la reivindicación de una Irlanda unida la creación de una República socialista. Mantiene un alto el fuego desde 1998.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS