Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jodorkovski se enfrenta a 22 años de cárcel en un nuevo juicio

El tribunal desecha los recursos presentados por la defensa para cambiar a los fiscales.- El ex magnate ruso está acusado de apropiarse de casi 20.000 millones de euros cuando presidía Yukos

El antiguo magnate ruso Mijail Jodorkovski, ex presidente de la petrolera Yukos y el hombre más rico de Rusia hasta su encarcelación en 2003, se enfrenta desde hoy a un nuevo juicio que podría mantenerle entre rejas otros 22 años. En este segundo proceso se le acusa de haberse apropiado de casi 20.000 millones de euros, una suma que muchos analistas consideran absurda , pues es similar a toda la producción de Yukos entre 1998 y 2003, fechas en las que habría desviado el dinero. El tribunal que lo juzga ha desestimado hoy todos los recursos que introdujo la defensa para cambiar a los fiscales, en medio de denuncias de la oposición de que se trata de un "juicio político".

La suerte de Jodorkovski, quien cayó en desgracia durante la presidencia de Vladímir Putin tras financiar a la oposición al Kremlin, ya afronta una condena de ocho años por evasión de impuestos y fraude que cumple en una cárcel siberiana. Algunos esperaban que con la llegada de Dmitry Medvédev, la guerra contra el ex magnate bajara el tono, pero no parece ser así.

Varias decenas de personas se han manifestado a favor de Jodorkovski ante el tribunal de Moscú que le juzga. Gritaban consignas como "Libertad para los presos políticos, libertad para Jodorkovski" y han lanzado rosas al empresario. Al menos una decena de manifestantes han sido detenidos.

Mientras, en el interior del Tribunal Jamovnicheski, el empresario, con el pelo rapado, en vaqueros y en ocasiones sonriente, ha sido escoltado por guardias armados hasta el banquillo de los acusados. Era la primera vez que se podía ver a Jodorkovski en público en Moscú desde 2005.

Ya en el cubículo acristalado donde estaba instalado el banquillo de los acusados, Jodorkovski ha bromeado con su ex socio Platon Lebedev, que también afronta cargos. Los periodistas sólo han podido tomar algunas imágenes del acusado, ya que una portavoz del juzgado ha informado de que la vista era cerrada.

El juez no permitió que los acusados salieran de la cámara de cristal blindado en la que fueron encerrados y no reaccionó a la denuncia de las abogadas de que los vigilantes les prohíben durante la sesión conversar e intercambiar documentos con sus clientes.

Los abogados de los empresarios han intentado hoy infructuosamente impugnar a los dos fiscales del proceso, a los que considera parciales por haber participado en el anterior juicio, y presentó varias peticiones, que fueron denegadas por el juez Víctor Danilkin.

"Preso político"

Por su parte, la organización opositora "La Otra Rusia", liderada por el ex ajedrecista Garry Kaspárov, calificó de "preso político" al magnate, otrora el hombre más rico de Rusia. Jodorkovski, como muchos otros emprendedores empresarios judíos, forjó su fortuna en los turbulentos años de la privatización pos-soviética, aprovechando el vacío legal existente durante la era "yeltsiniana" (1991-200).

En vísperas del cambio de milenio (1999), el empresario ruso decidió legalizar las operaciones de Yukos, que se convirtió así en la compañía más transparente de Rusia a ojos de las auditoras occidentales. Antes de su detención en 2003, Jodorkovski era una de las personas más influyentes del país, mientras Yukos era la mayor petrolera privada rusa y el principal suministrador de petróleo a China.