Los Reyes acercan España a Trinidad y Tobago

Hace 511 años, Cristóbal Colón arribó a una pequeña isla atravesada por tres cadenas montañosas y la bautizó en honor a la Santísima Trinidad. Los siguientes tres siglos, este territorio caribeño, de una extensión equivalente a la provincia de Cantabria, habló español. Y aunque actualmente no llega al 5% la población que conoce esa lengua, ayer los trinitenses volvieron a estar más cerca de España. Don Juan Carlos y doña Sofía llegaron ayer al aeropuerto internacional de Puerto España en su primera visita de Estado a esta república formada por dos islas situadas a 10 kilómetros de la costa venezolana.

Los Reyes, que tenían previsto permanecer un día y medio en Puerto España, capital de Trinidad y Tobago, viajan acompañados por el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, y la secretaria de Estado de Comercio, Silvia Iranzo.

Más información
El Rey lleva al Parlamento de Trinidad y Tobago la fiabilidad de las empresas españolas

El objetivo del viaje es potenciar la presencia económica de España en el país, que es la séptima potencia turística del Caribe y uno de los principales productores de gas natural del mundo y donde ya trabajan importantes compañías españolas. También estrechar los lazos con uno de los miembros más importantes de la comunidad del Caribe (Caricom), formada por 14 Estados, que tienen más peso en votos en la ONU que toda Latinoamérica.

"Destinos unidos"

Junto a don Juan Carlos y doña Sofía viajaba un grupo de empresarios, entre ellos Antonio Brufau, presidente de Repsol, empresa que tiene importantes intereses en el país, en el que ha invertido 3.000 millones de dólares. La compañía posee en Trinidad y Tobago el 25% de la segunda planta de gas licuado más importante del mundo. También tiene el 30% de BP Trinidad y Tobago, que produce el 65% del petróleo y gas del país.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

La visita de los Reyes también pretende potenciar el español como segunda lengua de este territorio.

Los Reyes fueron recibidos ayer en el aeropuerto por el primer ministro, Patrick Manning, y una delegación de parlamentarios trinitenses. Posteriormente, don Juan Carlos y doña Sofía fueron recibidos por el presidente del país, George Maxwell Richards.

Más tarde, el Rey pronunció un discurso en el Parlamento, en el cual abogó por estrechar las relaciones bilaterales y aludió al pasado común de ambos países. "Desde Cristóbal Colón, cuyas carabelas adornan el escudo de armas de esta República, y cuya estatua preside una de las bellas plazas de esta bella capital, hasta José María Chacón, último gobernador de la isla de Trinidad, nuestros destinos estuvieron unidos durante siglos", señaló el monarca. También elogió la "sólida posición en materia de reserva de divisas, deuda exterior y una tasa de inflación en términos razonables" con la que el país caribeño afronta la crisis económica y financiera. Por último, don Juan Carlos subrayó que Trinidad y Tobago "persigue adaptar sus infraestructuras a los nuevos niveles de renta de la población", para lo cual "las empresas españolas de este sector disponen de una larga experiencia y de una fiabilidad contrastada en los cinco continentes".

Los Reyes tienen previsto viajar hoy rumbo a Jamaica, antes de recalar en el Estado de Florida el próximo día 18.

El primer ministro trinitense recibe a Don Juan Carlos y Doña Sofía.
El primer ministro trinitense recibe a Don Juan Carlos y Doña Sofía.EFE

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS