Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Obama se muestra "optimista" ante la aprobación del plan de estímulo

Son 825.000 millones de dólares.- Hoy tiene que pasar el filtro de la Cámara de Representantes, donde se espera que la mayoría demócrata haga valer su peso.- Destinará 150.000 millones a educación

Después de un inicio frenético de su mandato presidencial, Barack H. Obama se enfrenta hoy a su primer gran reto: la aprobación por la Cámara de Representantes de su plan de estímulo por 825.000 millones de dólares (más de 636.000 millones de euros). Un plan que el presidente ya ha pedido en varias ocasiones que se apruebe sin mayor demora y que tendrá que superar la división bipartidista.

Pocas horas antes de que el plan sea sometido a votación, donde todo apunta a que la mayoría demócrata en la cámara legislativa tendrá los votos suficientes para sacar adelante el proyecto de ley, Obama ha reiterado ante un grupo de líderes empresariales la necesidad de lograr un amplio respaldo bipartidista a este plan para reactivar la economía. A pesar de la mayoría demócrata, el líder de la minoría republicana, John A. Boehner, de Ohio, ha mostrado sus reticencias.

La propuesta del presidente se enfrentará a un camino más difícil en la Cámara Alta, donde contará con la oposición de algunos los senadores republicanos, reacios a aprobar el plan porque consideran que incluye gastos innecesarios y que la rebaja fiscal es insuficiente. El líder del grupo demócrata en el senado, Mitch McConnell, de Kentucky, ha asegurado que esperan cambios en el plan que les será presentado.

El plan tendrá un importante apartado para educación. En concreto prevé una partida de 150.000 millones de dólares para los dos próximos años, cifra que dobla el presupuesto actual en este campo, según informa The New York Times.

Reunión con los empresarios

Asimismo, Obama ha señalado que las empresas, y no el Gobierno, deben ser el motor del crecimiento del país y éstas no pueden soportar la inacción los retrasos, reclamando una acción urgente que ha sido el eje de sus discursos sobre economía en las últimas semanas. La situación es especialmente complicada, sobre todo porque en las últimas semanas algunas de las principales empresas del país, con las que hoy se reunía Obama, han anunciado el despido de unos 70.000 trabajadores a los que se añaden los 10.000 anunciados hoy por Boeing.

En esta reunión ha estado presente el tema de la inversión en energías alternativas, que se ha convertido en uno de los grandes ejes del plan de recuperación económica diseñado por el presidente y su equipo.