Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arrestado Laurent Nkunda, líder de la principal guerrilla rebelde de Congo

El militar tutsi cae tras una operación conjunta entre Ruanda y las tropas gubernamentales congoleñas

Laurent Nkunda, líder militar de la guerrilla rebelde más grande y poderosa de la República Democrática del Congo (RDC), ha caído. Y lo ha hecho tras perder el apoyo de las tropas de Ruanda, su principal aliado en la región, y por la maniobra de las fuerzas gubernamentales congoleñas, en guerra abierta con el general disidente más fuerte de los últimos años en África Central.

Nkunda, alto militar congoleño de la etnia tutsi, ha sido arrestado en Ruanda, donde ha hecho frente hasta el día de ayer a las fuerzas conjuntas del Gobierno de Congo y Ruanda, que se aliaron para combatir a los rebeldes hutus. Según la versión oficial de esta fuerza conjunta, Nkunda ha sido un obstáculo para la paz y, principalmente, para esta nueva alianza en la zona, al negarse a apoyar al destacamento ruandés en el este de Congo.

Según ha informado el congoleño John Numbi, responsable de las operaciones de la fuerza conjunta del Congo y Ruanda en el este del país: "El comando de operaciones conjuntas informa al público de que el ex general Laurent Nkunda fue arrestado el jueves, 22 de enero, a las 22:30 horas, cuando estaba huyendo en territorio de Ruanda tras resistirse a nuestras tropas en Bunagana con tres batallones".

Cambio de rumbo de Ruanda

El Gobierno ruandés dio un cambio de giro y anunció a mediados de noviembre que trabajaría con los congoleños para acabar con los rebeldes hutus de la región. Hutus y tutsis han protagonizado una sangría en la zona. Todavía escuecen las heridas de la brutal matanza de 1994, cuando soldados y fanáticos hutus, instigados desde el Gobierno y sus emisoras de radio, dieron muerte a machetazos y tiros a alrededor de 800.000 tutsis.

Nkunda quería huir del Congo e intentaba refugiarse en Uganda. Se había dado cuenta que estaba contra las cuerdas después de que las tropas gubernamentales con las que combatía desde hace años y sus ex aliados tutsis ruandeses se habían aliado. La semana pasada unos 4.000 soldados tutsis ruandeses entraron en Congo con el objetivo de capturar rebeldes hutus que operasen en la antigua colonia belga, pero Nkunda ya temía la maniobra de la fuerza conjunta.

Ahora, con la caída del líder tutsi congoleño, esta nueva fuerza conjunta ha hecho un llamamiento a los tres batallones de rebeldes de Nkunda para que se integren en las Fuerzas Armadas de RDC. Estos soldados independientes están integrados en el movimiento rebelde del Congreso Nacional para la Democracia del Pueblo (CNDP).

El 'presidente' alternativo de Congo

Nkunda, de 41 años, es un antiguo estudiante de psicología que pronto cogió las armas y desde que adquirió poder gustó de llamarse a sí mismo como "presidente de Congo". Durante el genocidio ruandés se unió al Frente Patriótico Ruandés (FDR), en su lucha contra los poderosos hutus que controlaban el país. Al finalizar esta guerra, formó parte del Ejército congoleño para combatir al dictador Mobutu Sese Seko. A la caída de Mobutu, Nkunda creó su propia guerrilla para enfrentarse al presidente Joseph Kabila y en respuesta a la convivencia entre el Gobierno y las Fuerzas Democráticas para la Liberación de Ruanda (FDLR), fundadas por combatientes hutu ruandeses.

Por estas guerras, sobre Nkunda pesan cargos de crímenes contra la humanidad. El pasado octubre se rebeló asegurando que los hutus y soldados congoleños habían vuelto a tomar las armas. El cabecilla del movimiento rebelde aseguraba en una entrevista concedida hace dos meses al diario El País, que su intención era dialogar con el Gobierno de Kinshasa para frenar los combates. Las declaraciones coincidían con el recrudecimiento de la ofensiva de sus milicias contra las fuerzas del Gobierno, que forzó a más de 250.000 personas a desplazarse. Las revueltas y la violencia étnica han causado más de cinco millones de muertos desde 1998, impidiendo el desarrollo de este país centroaficano rico en minerales como cobre, uranio, oro y cobalto.